2015 Elecciones Municipales

Casi 90 alcaldes optan a la reelección y otros 14 tiran la toalla

  • El PSOE mantiene a 36 regidores como candidatos y el PP a 35 Hay siete regidores independientes que repiten

Hay un aserto en política, según el cual un alcalde es el mejor candidato que una formación puede presentar en las siguientes elecciones: le ayuda el ser más conocido y las tablas. Normalmente, sólo cuando se pierde el gobierno se opta por cambiar. Pero tras cuatro años muy complejos en los ayuntamientos -en el balance no pesan tanto inauguraciones como despidos y deudas, parados que exigen soluciones a su administración más cercana, con la figura del político y sus intereses más cuestionados que nunca- hay algunos alcaldes que tiran la toalla o otros que se ven obligados a hacerlo. De los 101 políticos que en este momentos ocupan las alcaldías de la provincia y de las entidades locales de los recién nombrados municipios Montecorto y Serrato, 14 no optan a la reelección el 24 de mayo y 89 repiten. 

 

En algunos casos el relevo ha sido forzado por su implicación en algún caso judicial, en algunos por haber sido aupados por el partido a otros cargos y en otros simplemente debido a una cuestión personal. Pero la realidad es que no repetirán como candidatos de sus respectivos partidos los alcaldes de Casabermeja, Casares, Colmenar, Cuevas Bajas, Frigiliana, Fuengirola, Jimera de Líbar, Periana, Pizarra, Salares, Tolox y Villanueva del Trabuco. Tampoco el presidente de la hasta ahora entidad local autónoma de Montecorto, el socialista Juan Antonio González, repetirá, aunque sí repetirá el de Serrato en las que serán las primeras elecciones como municipios para ambos. 

 

En Casares, la actual alcaldesa, Antonia Morera, no repetirá como candidata de IU a las próximas elecciones municipales y cede el primer puesto en la candidatura a Pepe Carrasco. La decisión, hecha pública a finales del año pasado, pudo tener que ver con su imputación en el caso Majestic, que trajo consigo la detención, entre otros, del anterior alcalde, que finalmente quedó en libertad bajo fianza. La propia Morera fue imputada por un presunto delito de prevaricación, en una pieza separada de la investigación, además de varios concejales de su equipo. 

 

Los cambios producidos en los cabeza de lista de Fuengirola y Periana, donde gobiernan el PP y el PSOE, respectivamente, se han debido a los nuevos cargos que ocupan sendos alcaldes que ganaron en las elecciones municipales de 2011. En Fuengirola, Esperanza Oña cedió la vara de mando a Ana Mula, que es la candidata a la alcaldía, para centrarse en su actividad política en el Parlamento andaluz. El hasta hace unos meses alcalde de Periana, Adolfo Moreno, en cambio, tuvo que ceder la alcaldía a Salvador Torrubia, que también será candidato ahora, al ser nombrado delegado provincial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

En Tolox la razón de que su alcalde, Antonio Mesa, no repita como candidato en las elecciones del 24 de mayo se debe a que su partido Convergencia Andaluza no concurrirá en esta ocasión, a pesar de que en 2011 obtuvo 5 concejales.

 

Más curioso es el caso de Jimera de Líbar, cuya alcaldesa, Mayte Domínguez (PP), ha cedido el primer puesto de la candidatura del partido a su marido, Francisco Javier Lobo. Eso sí, la regidora ocupa el segundo puesto de la lista. De este modo, el matrimonio encabeza las dos primeras posiciones de la candidatura popular para tratar de mantener el gobierno en este municipio de la comarca rondeña.

 

Las 14 caras nuevas que se disputarán la alcaldía en sus municipios contrasta con la gran mayoría de alcaldables de la provincia de Málaga que vuelven a repetir en esta ocasión. De los 89 alcaldes que volverán a optar a presidir sus respectivos ayuntamientos 36 lo harán bajo las siglas del PSOE y otros 35 del PP. IU repite a once de sus candidatos, mientras que otros 7 lo harán con partidos independientes. 

 

Los casos más sonados de alcaldes que repiten como candidatos pero con distintas siglas son los de Benamocarra, Abdeslam Lucena, y de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón. Ambos ganaron en 2011 con candidatos del PP y ambos se presentan a los próximos comicios con partidos independientes.

 

También cambia de bando en estas elecciones municipales la actual alcaldesa de Algarrobo, Natacha Rivas, que en las dos anteriores convocatorias encabezó la candidatura del Partido Andalucista y en esta ocasión lo hará por el PP.

 

Lo mismo ocurre con el regidor de Manilva, Diego Urieta, actualmente del grupo no adscrito, y que encabezará la lista del partido Compromiso Manilva. 

 

Los cambios de alcalde en algunos municipios en estos cuatro años de mandato no han estado motivados únicamente por razones políticas o judiciales. El que fuera elegido regidor de Alfarnate en las pasadas elecciones, José María Ruiz Lizana (PSOE), dejó la Alcaldía a finales de 2013 por amor tras siete años en el cargo. Las razones que le hicieron dejar su cargo y su pueblo para trasladarse a Ciudad de Panamá eran para formar una familia con su novia panameña con la que esperaba un hijo. El PSOE gobierna con mayoría absoluta de seis concejales y ahora pretende revalidar los resultados de 2011 con Salvador Urdiales al frente de la candidatura. 

 

A diferencia de los que se estrenan en estas elecciones municipales como cabezas de cartel, los hay que llevan toda una vida al frente de sus municipios sin apenas variación. En la comarca de la Axarquía, los veteranos en el sillón de la alcaldía, son Manuel Robles y José Alberto Armijo, ambos del Partido Popular. El primero lleva 32 años gobernando el municipio de Comares. Llegó al Ayuntamiento como regidor en 1983 con Alianza Popular. Tenía 30 años y entonces se convirtió en uno de los alcaldes más jóvenes de la provincia. Las del 24 de mayo son las novenas elecciones municipales a las que se enfrenta.

 

El alcalde de Nerja, José Alberto Armijo, lleva como alcalde desde 1995. Entonces gobernó en coalición con el PA y otros dos grupos independientes. Consiguió seis concejales. A partir de ahí, todos fueron mayorías absolutas. En las dos siguientes consiguió diez concejales, y en las tres últimas ha logrado su techo con una docena de representantes en la Corporación.

 

En total, cerca de 70 formaciones políticas participarán en la pugna electoral del 24 de mayo en los 103 municipios de la provincia de Málaga, aunque solamente el Partido Popular y el PSOE concurren con candidaturas propias en la totalidad de plazas malagueñas. Unos 1.240 concejales estarán en juego en la próxima cita electoral en la que concurrirán 436 candidaturas en las cinco zonas electorales en las que queda dividido el mapa malagueño. Hace cuatro años fueron 40 los partidos que obtuvieron algún voto en las urnas.

En la elaboración de esta información también han participado Elisa Moreno, Javier Flores y Mayte Cortés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios