2015 Elecciones Municipales

La marca sí importa

  • El Barómetro del Grupo Joly cuestiona el 'dogma' de que en estas elecciones municipales primará el voto al candidato frente al partido

En Navidad, un destacado miembro del PP se mostraba confiado. Aventuraba que su formación bajaría algo en votos el 24-M, no muchos, puesto que en los excelentes resultados de hace cuatro años también tuvo responsabilidad un PSOE en horas bajas. Eso sí, la mayoría absoluta no peligraba, una afirmación que venía avalada por una encuesta elaborada no mucho antes por una televisión local. Sin embargo, el panorama ha cambiado radicalmente en los últimos meses. Así, lo refleja el Barómetro elaborado por Commentia para Diario de Jerez, que concluye que María José García-Pelayo podría no tener, ni siquiera, la posibilidad de pactar con otra formación para estar otro cuatro años como regidora.

¿Qué ha ocurrido en estos meses para esta nueva tendencia? A nivel municipal ha sido un periodo relativamente tranquilo donde el gobierno ha vendido gestión con la puesta en marcha de numerosas obras, la mayoría sufragadas por el dinero obtenido del traspaso de la gestión del agua, una de sus medidas más cuestionadas. Las decisiones más duras, como la aplicación de un ERE en el Ayuntamiento o una notable reducción de gastos se hicieron a principios de mandato. Tampoco es atribuible un desgaste por la reactivación de la investigación judicial por las contrataciones con la trama Gürtel en 2004 ya que, por el momento, no hay ningún responsable político señalado -aunque esto podría dar un giro con un nuevo auto o citación, si lo hubiera, en estos días de campaña-. Es más, la alcaldesa aprueba en valoración y su gestión suspende por escasas dos décimas.

El desgaste, en definitiva, viene de la propia marca. De hecho, el Barómetro del Grupo Joly detecta una tendencia a la baja de esta formación en casi todas las grandes ciudades, sus principales bastiones en la comunidad (véase el caso de Cádiz, donde perdería la mayoría absoluta). Ya el partido salió trasquilado de las autonómicas - en Jerez perdió casi 13.000 votos- y le ha surgido un enemigo en sus dominios, Ciudadanos, que le tuteó en algunos de sus feudos y que, incluso, está bien valorado por sus propios votantes.

Hay políticos que sostienen que en unas municipales se vota más al candidato que al partido, una afirmación que aplican como dogma. Sin embargo, la formación naranja es el ejemplo claro de las lagunas de esta conclusión pues el Barómetro del Grupo Joly detecta que las tendencias sociológicas a nivel nacional, y los resultados de las pasadas autonómicas, influirán sobremanera en estas municipales. Así se explica que el alcaldable de Ciudadanos, apenas conocido, no solo sea muy valorado sino que lograría más de un 11% de los votos, toda una demostración de la importancia de una marca en auge.

En este escenario, al PP no le ha quedado otra que hacer una campaña personalizada en la candidata -su lema es sencillo: 'Vota Pelayo'- y con gaviotas en su mínima expresión para amortiguar la caída o encomendarse, al menos, a un posterior pacto natural con los 'naranjitos', si se diera la posibilidad (el Barómetro de Commentia no la contempla).

El Barómetro recoge la posibilidad de que se forme un tripartito de izquierdas, otro pacto natural pero con incógnitas por resolver. Ganemos, siguiendo la estela de su 'padrino' Podemos, ha logrado aglutinar buena parte del descontento del electorado pero: ¿hasta dónde estaría dispuesto a pactar con el PSOE, formación a la que considera parte del problema político-económico actual?

Al menos, los socialistas vislumbran una lógica recuperación tras el varapalo de hace cuatro años. De darse este escrutinio, no solo tendría posibilidades de volver a gobernar sino que tendría repercusiones a nivel interno. Mamen Sánchez es la candidata pero su poder orgánico es prácticamente nulo -se demostró cuando el provincial le impuso a los primeros integrantes de la lista, todos ellos afines a la ejecutiva local-. Tras el 24-M, en el PSOE habrá una pugna por el control del grupo municipal y, posteriormente, de la agrupación. Unos buenos resultados darían fuerza a Sánchez en la siguiente batalla.

Izquierda Unida, mientras tanto, sufre en lo local el sorpasso del adelantamiento por la izquierda. La formación a nivel nacional atraviesa una crisis de identidad que se agrava en Jerez por las heridas aún no cicatrizadas del proceso de primarias para elegir al candidato. El debate interno se pospuso para después del día 24 y será más o menos agitado en función de los resultados de las urnas. De darse los avanzados por el Barómetro, en IU ya sonarían los tambores de guerra.

Finalmente, Foro Ciudadano lucha contra su propio destino que se inició con Pedro Pacheco y que parece acabar sin él, tal y como le ocurrió al PA hace años. Él representaba el dogma de la preponderancia del candidato frente al partido. Pero eran otros tiempos, y otros actores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios