Florencia Etcheves | Periodista y escritora

"La maldad se manifiesta en personas tan humanas como nosotros mismos"

"La maldad se manifiesta en personas tan humanas como nosotros mismos" "La maldad se manifiesta en personas tan humanas como nosotros mismos"

"La maldad se manifiesta en personas tan humanas como nosotros mismos" / MIGUEL GARROTE

Comentarios 1

Florencia Etcheves (Buenos Aires, 1971) es presentadora de noticias especializada en sucesos en Argentina. Durante dos años consecutivos (2010 y 2011) recibió el Premio Martín Fierro a la mejor labor periodística femenina. Es coautora de dos ensayos periodísticos: No somos ángeles (2007) y Mía o de la tumba fría (2009), que presentan cuatro casos emblemáticos sobre violencia de género. Cornelia (Planeta) es su tercera novela, donde denuncia la trata de mujeres. Es una de las caras más conocidas de la lucha feminista en su país.

-¿Qué le ha llevado a escribir novela negra?

-Durante 20 años trabajé como cronista de sucesos en la televisión argentina. La crónica policial fue parte de mi día a día y es el universo en el que más cómoda me siento. Cuando en el año 2012 empecé a escribir novelas de ficción, no se me ocurrió otro lenguaje para contar lo que quería contar. Creo que la novela negra encierra a la humanidad entera; el dolor, la vida, la muerte, el amor, la resiliencia, la lucha y el honor están en esos relatos.

Internet es la nueva plataforma que usan los acosadores y pedófilos para capturar víctimas"

-¿Su experiencia es una ayuda o una rémora?

-Es una ayuda clave. Mi experiencia en la crónica de sucesos es mi máximo capital para escribir. Es una caja de herramientas que está disponible para ser usada en cualquier momento.

-¿Por qué deja su trabajo en la televisión para escribir? No corren buenos tiempos para la lectura.

-El periodismo es un oficio maravilloso que debe ser llevado adelante con mucha pasión y energías, en los últimos tiempos sentí que mi pasión y mi energía estaban mermando. Sentí que ejercer el periodismo a media máquina era una falta de respeto a la profesión y a los telespectadores por eso decidí dar un paso al costado y dedicarme a escribir historias para los libros, el cine y la televisión.

-Ha recibido halagos en España de Maruja Torres, ¿no está mal?

-Sí, y cuando los leí se me paralizó el corazón. Fue una emoción inmensa que una mujer tan talentosa y respetada haya tenido tiempo de leer Cornelia y me haya honrado con sus palabras amorosas. Me hizo muy feliz y me llenó de orgullo.

-Cornelia es su tercera novela, donde se centra en la trata de mujeres. Parece mentira que en el siglo XXI este problema siga ahí.

-Sí, es increíble. Las historias que tienen que ver con la trata de mujeres son tan lacerantes que ni el escritor o la escritora más negros habrían podido inventar algo así. Es una violación a los derechos humanos tan flagrante y, muchas veces, tan a la vista de tanta gente que cuando escribí Cornelia sentí una obligación moral de hablar de esta mecánica criminal.

-¿Las redes sociales e internet nos ponen en un escenario más peligroso?

-Sí, sobre todo a las niñas y adolescentes. Internet es una nueva plataforma que usan los acosadores y pedófilos para capturar víctimas desde la comodidad de su hogar y el anonimato.

-¿La maldad existe?

-Sí, claro que existe. Muchas veces ante un acto de maldad intentamos disfrazarla diciendo "qué locura", "que violento", "qué persona sin límites" y en realidad estamos frente a la maldad que se manifiesta en personas tan humanas como cualquiera de nosotros.

-¿Las jóvenes lo tienen más difícil ahora?

-Hoy nuestras jóvenes se enfrentan a los mismos peligros que nos enfrentábamos nosotras; acosadores, violadores, golpeadores, abusadores siempre hubo. Pero hoy esta maravilla llamada feminismo se popularizó y les da a las chicas un ámbito de contención, cuidado entre pares y denuncia que antes no existía.

-Retrata con mucha crudeza la violencia contra la mujer.

-Sí, porque la violencia contra la mujer es cruda. No me interesa la romantización de ningún tipo de violencia machista.

-¿Es la educación el primer paso hacia una solución?

-Sin duda. Tenemos que educar a nuestro hijos e hijas con perspectiva de género, educación no sexista. Educación en la que se respeta el cuerpo del otro y el propio. Educación en la que los niños y niñas sepan que no es no. Al machismo y al patriarcado los vamos a voltear educando a las nuevas generaciones.

-Su iniciativa en 2015 en redes sociales #NiUnaMenos tuvo una gran acogida.

-Lo que sucedió en Argentina desde 2015 con #NiUnaMenos fue histórico para mi país y para la región. Millones de mujeres empoderadas tomando las calles gritando que nos dejen de matar. Esa gesta desembocó hace unos días con un millón de mujeres en las calles de Buenos Aires pidiendo el aborto seguro y legal. Me siento orgullosa de la lucha feminista en Argentina.

-El 8-M fue un éxito, al menos aquí en España.

-Sí, claro. Es una demanda global: América Latina, Europa, Estados Unidos. Las mujeres vamos a cambiarlo todo. Es el siglo de la mujeres. El mundo feminista occidental está de pie.

-La lucha por la igualdad ha tenido un avance importante con el número de mujeres en el Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Es un ejemplo a seguir o es sólo una operación de maquillaje?

-No estoy interiorizada sobre la situación de España en particular, pero noto que las demandas de las mujeres están siendo escuchadas por los gobiernos. Es tiempo de que tengamos lugares de relevancia en los destinos de los distintos países. Somos la mitad de la población.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios