España

Basagoiti siente "pena, preocupación y asco" y pide a Rajoy que "limpie" el partido

  • Los socialistas valencianos señalan que Costa es "una simple ficha del dominó de la corrupción del PP".

Comentarios 10

El presidente del PP del País Vasco, Antonio Basagoiti, aseguró que la trama de corrupción conocida como caso Gürtel, que afecta a varios altos cargos del PP, le produce una sensación de "pena, preocupación y asco". Por eso, emplaza al líder de su formación, Mariano Rajoy, que "aclare y limpie" al partido. Por su parte, el PSOE de la Comunidad Valenciana consideran que el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa, es "una simple ficha del dominó de la corrupción del PP, que se acabará derrumbando".

El máximo responsable de los populares vascos, Antonio Basagoiti, declaró que el caso Gürtel le produce "pena, preocupación y asco" porque la política que se lleva a cabo en el País Vasco tiene unos parámetros "absolutamente diferentes" a los que apuntan "esos sumarios, filtraciones y grabaciones". "Hablan de algunos a los que les gusta el lujo, el sexo, el buen vivir, el trincar o no trincar, mientras que aquí hay concejales, no sólo de mi partido, que se juegan la vida por cero euros para defender unos ideales", aseveró Basagoiti.

En este sentido, pidió al presidente del PP, Mariano Rajoy, que "aclare y limpie" a la formación, aunque señaló que hasta ahora "lo está haciendo bien" y recordó que "no lo tenía nada fácil" porque muchas veces "es complicado diferenciar la línea que separa lo que no es delito del que ha hecho cosas que no están bien". "Rajoy tendrá muchos defectos, pero dar la cara la suele dar", aclaró.

Basagoiti no quiso hacer referencia a ninguna comunidad autónoma en concreto, pero insistió en que la política que se realiza en Euskadi es "distinta" porque se centra en servir a los ciudadanos. "Me da mucha pena porque creo que la política es otra cosa", concluyó. Al ser preguntado por si el presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, debería dimitir o no, el popular vasco se limitó a subrayar que Camps tiene un "gran respaldo", "es una persona honesta y austera" y "no es el responsable de haber matado a Manolete".

Por su parte, la portavoz adjunta del grupo parlamentario socialista en las Cortes Valencianas, Carmen Ninet, señaló que el secretario general del PP regional, Ricardo Costa, "es una simple ficha de dominó de la corrupción del PP, que estamos convencidos se acabará derrumbando y llevándose por delante al resto de fichas". Estas declaraciones surgen un día después de que fuentes populares filtraran que el Comité Ejecutivo Regional del Partido Popular de la Comunidad Valenciana propondrá el "cese temporal" de las funciones de Costa en su reunión del próximo martes.

Sin embargo, la portavoz socialista no se mostró conforme con esta medida ya que "los socialistas no han pedido un comité, sino la convocatoria de elecciones". A su juicio, los valencianos "tenemos el derecho a saber quién ordenó a Costa que contratara con Orange Market, con Special Events y con todas aquellas empresas vinculadas a la trama", puesto que "quien ordenara trabajar con esos delincuentes debe asumir sus responsabilidades".

En este sentido, apuntó al presidente de la Generalitat como el "principal responsable", quien "lo sabía todo y era quien, en última instancia, daba instrucciones en financiar toda esta trama". Ninet consideró que "lo que necesitan los ciudadanos, por encima de todo es el oxígeno de un gobierno que se preocupe por el día a día de los valencianos y por mejorar la calidad de vida que, con la crisis económica, resulta más complicado".

El coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, advirtió de que si el PP se erige como alternativa política "en tiempos de crisis y corrupción", España podría caer en un "preludio del berlusconismo". "En un momento de crisis, la única industria que crece es la de las alfombras que ha comprado Rajoy para tapar la trama Gürtel", ironizó el dirigente de la coalición.

Así lo manifestó en el Consejo Político de IU, donde lamentó que la corrupción esté vinculada con el propio sistema político español "avalado por el PSOE y el PP", dos formaciones que, a su juicio, "son las grandes beneficiarias de este sistema". Por eso, Lara propuso la modificación de la Ley Electoral y la Ley de Financiación, así como un cambio en el sistema urbanístico que tienen los Ayuntamientos.

En esta misma línea se situó la coordinadora general de EUPV, Marga Sanz, quien señaló que el PP valenciano busca en Costa "un cabeza de turco para ahorrarse la dimisión del presidente Camps". "Resulta vergonzoso asistir a este circo tan delirante que está protagonizando el PP", añadió Sanz, quien subrayó que el cese de Costa "debe ir acompañado ineludiblemente por más dimisiones en el seno del PP y del Gobierno valenciano".

"La primera de ellas debe de ser la de Camps, quien parece que no se ha dado por aludido cuando le reclaman por todos los rincones", insistió Marga Sanz, que le acusó de ser "el máximo responsable de esta gravísima situación" por lo que le instó a "dar la cara y no jugar a buscar" otros responsables.

Finalmente, el portavoz de Els Verds-Esquerra Ecologista del País Valencià, Giuseppe Grezzi, declaró que es "insuficiente y poco creíble la estrategia del PP de entregar de manera temporal a un chivo expiatorio", en relación a Costa. Así, se mostró "escéptico" sobre las posibilidades de que la destitución de Costa sea "una asunción de responsabilidad y el primer paso para que el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, dé todas las explicaciones sobre los entresijos de la presunta trama de financiación ilegal del PP".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios