España

El PP dice que ya ha acreditado que es víctima de escuchas

  • González Pons se pregunta si la Fiscalía y la Policía han recibido orden de no investigar el caso.

Comentarios 12

El vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, afirmó que su partido ya ha "aportado las pruebas" que demuestran que ha sido víctima de escuchas, y que ahora corresponde a la Policía y la Fiscalía "buscar las pruebas" que demuestren quien lo ha hecho. Sin embargo, el dirigente del PP se ha preguntado si la Fiscalía y la Policía han recibido orden de no investigar el caso.

"Cuando uno es víctima de un delito no debe probar quién ha cometido el delito sino simplemente acreditar que el delito se ha cometido, no es la víctima quien tiene que hacer el trabajo del Fiscal y de la Policía", dijo en rueda de prensa tras una reunión del Comité de Dirección del PP. González Pons dijo que la prueba de que ha habido escuchas son los medios de comunicación "trufados de conversaciones telefónicas extrasumariales, o de un sumario pero descartadas por el juez, o completamente irrelevantes a efectos sumariales". 

Así, aseguró que como parte de su denuncia por "interceptación del secreto de las comunicaciones" presentada ante los tribunales -la que presentó el responsable de Justicia, Federico Trillo, en julio- se han incluido dos conversaciones del presidente valenciano Francisco Camps, porque "una de ellas forma parte de un sumario y la otra no". 

Según dijo, esta conversación "a lo mejor fue legalmente grabada", pero añadió que "legalmente debió ser destruida" y, en su lugar, fue "ilegalmente conservada" y filtrada a un medio de comunicación. "Y eso es tan grave como grabar ilegalmente", remachó. 

González Pons pidió que se investigue también cómo llegó la conversación al medio de comunicación que la publicó, aunque quiso dejar claro que no hacía responsable del asunto al diario. Según 'fuentes populares', se trata de una de las conversaciones entre Camps y uno de los imputados en el 'caso Gürtel', Álvaro Pérez, 'El Bigotes'. Después de que el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, insistiera en que no ha habido tales escuchas, González Pons ironizó diciendo que "la noticia" sería que las hubiera admitido, y se reafirmó en la acusación.

"Nosotros hemos presentado una denuncia ante el juzgado y esperamos que allí se acabe probando que nuestra acusación no es infundada", manifestó. Poniendo como ejemplo las conversaciones de Camps, argumentó que el PP ya ha presentado pruebas que acreditan que han sido escuchados y ahora la Fiscalía y la Policía deben hacer su trabajo. En este punto, se preguntó si, por tratarse de una denuncia presentada por el PP, "a lo mejor alguien les ha ordenado que no lo hagan".

"Tenemos la sensación de que se nos está persiguiendo", aseguró y reclamó al Gobierno que lo investigue, en lugar de "perseguir" y hacer la vida imposible al principal partido de la oposición. "En un país democrático cuando alguien ha sufrido un delito no se le da un mamporro, se le escucha", agregó. Así, recalcó que el PP seguirá defendiéndose de lo que percibe como una persecución que no se limita a las supuestas escuchas ilegales. 

"Tan demoledor es que un periodista no sea libre como que un periodista no se sienta libre, porque la autocensura es tan destructiva como la censura y tan terrible para una democracia que la oposición que no sea libre como que no se siente libre, porque es una oposición que se autocensura", argumentó, aunque dejó claro que el PP no se ha autocensurado ("a la vista está").

González Pons defendió que hay "múltiples pruebas" de que el Gobierno está usando los recursos del Estado para dar un "trato discriminatorio" al PP, para que "se sienta perseguido" y "no se sienta libre". "Algo muy grave está ocurriendo que debería llevar al Gobierno a abrir una investigación y no a insultarnos", continuó. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios