España

Patxi López ve posible pactar con Podemos para desbancar al PP en las generales

  • El secretario de Acción Política del PSOE cree que no es un "alianza", sino vocación de hacer una política diferente. El líder socialista extremeño, Fernández Vara, considera que merecen "la oportunidad y el beneficio de la duda".

Comentarios 1

El secretario de Acción Política del PSOE, Patxi López, considera posible un acuerdo entre su partido y Podemos para llegar a la Moncloa si el PP es la fuerza más votada. "Esto, aparte de política, también es matemáticas, la fuerza más votada puede tener menos respaldo que el entendimiento de otros", ha justificado. En su opinión, no se trata de una "alianza" entre PSOE y Podemos, pero sí cree que hay que acostumbrarse a que "hay quien se puede poner de acuerdo porque tiene vocación de hacer una política diferente a pesar de que otro haya conseguido más votos". 

No obstante, ha puntualizado que eso sólo puede pasar cuando se puede "poner una alternativa encima de la mesa" y ha aprovechado para decir que eso "no pasa en Andalucía", donde quienes bloquean el Gobierno de Susana Díaz lo hacen por "el bloqueo por el bloqueo".  En todo caso, ha dejado claro que "acuerdos a cualquier precio, no", porque "en un país es importante la gobernabilidad y la estabilidad de los gobiernos y cuando uno llega al poder tiene que saber que hay que gobernar y dar estabilidad". 

Además, López ha negado que el PSOE haya cambiado de posición sobre posibles socios a la hora de plantearse pactos con el partido de Pablo Iglesias, porque ponen el foco en "cambiar las políticas", en el "para qué y no en el quién". "Nosotros decimos exactamente lo mismo y planteamos las mismas cosas, quizás otros han cambiado más su posición y han pasado de ser radicales peligrosos a llamarse socialdemócratas", ha argumentado. Y eso que, según ha dicho, él no los ha tachado nunca de "radicales peligrosos", porque cree que "ser radical está muy bien, en el sentido de ir al a razón", aunque sí le preocupa "cuando son peligrosos". 

Preguntado entonces por las palabras de Pedro Sánchez en el otoño de 2014, cuando dijo que no pactaría con el populismo, ha opinado, no obstante, que Podemos sí tiene "parte de populismo", porque identifica "a un enemigo, la casta, y promete el cielo". Por el momento, ha dicho, de lo que se trata es de hablar. Para el ex lehendakari socialista, es "lógico" que la relación con Podemos haya cambiado porque "hasta ahora no estaban en ninguna institución y no podía haber una relación para buscar un entendimiento".

Según López, la advertencia de Susana Díaz de que no todo vale para alcanzar el poder es lo que han dicho todos los socialistas, que quieren gobernar "pero no a cualquier precio" y no van a buscar "acuerdos para el reparto de poder sin más". Usando sus mismas palabras, ha recalcado que él no considera el PSOE "ni un frente ni una pasarela", sino "un instrumento para la gente que lo está pasando mal". "Susana Díaz dijo que el PSOE no tiene que ser un escudo frente a nadie, pero sí tiene que ser un muro que frene las políticas de la derecha en el país, que impida que se siga generando tanto sufrimiento y tanta desigualdad, para eso sí va a haber un frente socialista", ha zanjado López. 

El dirigente socialista ha reconocido que se ha reunido con la secretaria de Análisis Político de Podemos, Carolina Bescansa, y ha precisado que fue antes de las elecciones, "para hablar y tener una relación", porque cree que "lo anómalo es lo contrario". Y ha dejado claro que la reunión se hizo con conocimiento del secretario general, Pedro Sánchez, porque en caso contrario no habría existido. En todo caso, cree que ahora "hay que ver si hay escenarios de entendimiento y se ha mostrado convencido de que el diálogo debe ser una seña de identidad de la política para hacer "un país entre todos, y no estar unos contra otros permanentemente". 

López ha subrayado que el PSOE quiere "dejar atrás la opacidad en las instituciones" y que ellos han "limpiado absolutamente las listas de imputados" mientras al PP un juez le reclama 1,2 millones de euros por haber tenido una 'caja B'. Preguntado entonces por los expresidentes andaluces José Antonio Griñán y Manuel Chaves, imputados en los ERE, ha dicho que si se les abre juicio oral serán expulsados del PSOE. Y ha reclamado también una fiscalidad más justa, recordando que cuando él fue lehendakari se opuso a las reformas fiscales que estaba haciendo el PSOE: "Eso de que bajar impuestos era de izquierda me parecía una barbaridad". 

A quien sí que considera "una persona que no asusta nada" y en absoluto una "radical peligrosa" es a la ex jueza Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid al ayuntamiento de la capital, que fue asesora suya en materia de atención a víctimas de abusos policiales y que está convencido de que será alcaldesa. No obstante, ha dejado claro que si Carmena hubiese dicho que más del 90% de los presos etarras no deberían estar en la cárcel no estaría de acuerdo con ella. 

"Rechazo eso lo mismo que rechacé cuando alguno del PP y no poco importante dijo que el PSOE se había arrodillado ante los terroristas y traicionado a los muertos", ha advertido. El ex lehendakari ha recalcado que se alegra de que Bildu haya perdido la alcaldía de San Sebastián, por el "abismo ético y democrático" que le separa de los abertzales y también porque han sido una muestra "de la no gestión, de cómo se lleva la política de pancarta a una institución se paraliza la institución". "La ciudadanía ha paralizado eso y me alegro", ha dicho. 

Por su parte, el secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado que Podemos ha tenido una "evolución lógica", ya que un partido tiene que dejar la "radicalidad" si se quiere situar donde está la gente. "Cuando la izquierda entra en las instituciones y tiene que aprobar un presupuesto tiene que dejar la radicalidad a un lado", ha indicado Fernández Vara.

Fernández Vara, que ha asegurado que Podemos ha ocupado el espacio de IU y no del PSOE, ha considerado que hay que dar una "oportunidad" a Podemos. Ha señalado que los dirigentes de Podemos Extremadura "son unos chicos que están entre 30 y 40 años, que no han estado en política antes y que no han tenido oportunidad de demostrar nada", "Yo les tengo que otorgar el beneficio de la duda", ha dicho. "La gente en vez de irse a quemar contenedores ha decido participar en política", ha señalado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios