España

Rivera fija el reto de frenar los "impuestazos" del PSOE

  • Casado insiste en que la “suma funciona” para revertir el revés del 28-A

  • "Aznar no es más de derechas que Rajoy", asegura

Rivera, en el centro de la imagen, posa con el grupo parlamentario de Cs en el Congreso. Rivera, en el centro de la imagen, posa con el grupo parlamentario de Cs en el Congreso.

Rivera, en el centro de la imagen, posa con el grupo parlamentario de Cs en el Congreso. / Paco Campos / Efe

El líder de Cs, Albert Rivera, reunió este lunes a su nuevo grupo parlamentario en el Congreso, a quienes marcó los objetivos para la nueva legislatura, que empieza el 21 de mayo: "Frenar los impuestazos y las ocurrencias de Pedro Sánchez", y "vigilar" el cumplimiento de la Constitución.

Con 57 diputados en la próxima legislatura –25 más que en la pasada–, el nuevo grupo de Ciudadanos se citó por primera vez en la Cámara Baja. Rivera se autoproclamó nuevamente líder de la oposición y prometió que va a confrontar al Gobierno de una forma diferente a la que han ejercido el PP y el PSOE, porque no van a "fingir peleas en público para luego tapar la Gürtel o los ERE y repartirse los jueces", ni harán "pasteleos en privado". Tampoco, ha asegurado el líder de la formación naranja, serán "el acoso y derribo" del Gobierno sólo por el hecho de ser distintos.

Pero sí van a ser "la voz" de los españoles que están "tristes" por la victoria en las urnas de Sánchez, comprometiéndose a protegerlos y a "defender sus bolsillos", sus familias y su sentido de Estado. Cs también ejercerá una oposición leal y de Estado, dijo Rivera: "Nuestra camiseta no es naranja, es rojigualda" y con ella –recalcó– impulsarán también pactos de Estado por la Educación, la despoblación, el terrorismo, la inmigración y otras cuestiones de envergadura que requieran de consenso.

Se ponen así en marcha, con tres ejes de actuación para esta etapa legislativa: en primer lugar, la protección y ayuda a las familias con una primera proposición de ley que registrarán en cuanto se constituyan las Cortes y que prevé, entre otras cosas, deducciones fiscales y otras medidas para las familias numerosas y monoparentales con un hijo, con un coste de entre 4.500 y 5.000 millones de euros. El segundo eje se centrará en la defensa de la Carta Magna "en todos los pueblos de España" y frente a los "socios" de Sánchez, y habrá una tercera línea, dedicada a las reformas y a impulsar los pactos de Estado en cuestiones "transversales".

"El camino directo al suicidio es enredarnos en debates internos dentro del partido”, afirma Juanma Moreno

Por otra parte, el presidente del PP, Pablo Casado, aseguró en Pamplona que la "suma funciona" como muestra la coalición navarra de UPN, Cs y Vox, que logró dos escaños en las generales y vuelve a reeditar su alianza para las autonómicas y municipales. Por eso, pidió no volver a "equivocarse" en las urnas el 26 de mayo, ya que, a su entender, la fragmentación beneficia a la izquierda. Según subrayó, se trata de dejar muy claro en campaña que "sólo yendo unidos" y "optimizando esfuerzos" lograrán que candidaturas de "moderación, de constitucionalismo y eficacia en la gestión tengan la mayoría en las urnas".

Asimismo, no consideró que el Gobierno de José María Aznar fuera "más de derechas" que el de Mariano Rajoy. El Partido Popular, a juicio de Casado, ha estado "siempre en el mismo sitio" y, desde ahí, unas veces ha ganado las elecciones y otras las ha perdido.

Igualmente, el presidente de la Junta y del PP-A, Juanma Moreno, advirtió de que "el camino más directo al suicidio es enredarse en debates internos" e incidió en que "el partido no está precisamente para prescindir de nadie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios