política

A garrotazos por los decretos

  • Casado censura a Sánchez por tomar medidas que "no podrá aprobar, poner en práctica ni pagar"

  • Ábalos recuerda al PP que el Ejecutivo "seguirá gobernando hasta el último día"

Alberto Núñez Feijóo, Pablo Casado y Beatriz Mato. Alberto Núñez Feijóo, Pablo Casado y Beatriz Mato.

Alberto Núñez Feijóo, Pablo Casado y Beatriz Mato. / Cabalar, EFE

Las medidas sociales tomadas el viernes por el Consejo de Ministros a golpe de decreto por el Gobierno de Pedro Sánchez han enturbiado más el panorama político a menos de dos meses de las elecciones generales del 28 de abril. El PP no ha dudado en arremeter a garrotazos contra el Ejecutivo por el afán electoralista de los decretos, mientras desde las filas socialistas replican también con vehemencia que gobernarán hasta el último día y, por tanto, habrá más decretos -los últimos relativos a los alquileres y a la extensión de la paternidad serán oficiales el martes en el BOE "por cuestiones técnicas de publicación", según Moncloa- a la vuelta de la esquina.

Pablo Casado, presidente del PP, volvió a la carga en Ferrol, donde garantizó que si su partido llega al Gobierno activará las leyes necesarias para impedir el uso de los decretos para "hacer campaña electoral". El líder popular acusó a Sánchez de "instrumentalizar una vez más instituciones" para prometer "cosas que no va a poder aprobar, que no va poder poner en práctica ni pagar". "Es decir, pedir la ronda para que la pague quien venga, que no van a ser ellos y, lo más peligroso, normalizar o legitimar que las campañas electorales de los partidos se pueden hacer a costa del dinero de los contribuyentes", censuró.

"El decreto de los alquileres es como si a la gente le damos un paraguas en un tsunami"

Casado abundó en que si llega a La Moncloa tampoco ejercerá la manipulación que, a su juicio, hace Sánchez, al que ha acusó nuevamente de instrumentalizar el CIS y TVE.

No tardó en responder el ministro de Fomento y secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, quien desde Barcelona aseguró que el Gobierno sabrá gestionar bien y legalmente hasta el final, ante la preocupación que ve Casado por "el uso del Ejecutivo de estar gobernando a última hora". Ábalos recordó que el Ejecutivo popular de 2011 a 2015 impulsó 418 medidas en los últimos cinco Consejos de Ministros antes de la campaña electoral, de las que 121 fueron decretos, y que supusieron 3.400 millones.

Y agregó que los populares actuaron "con una mayoría absoluta, que no sólo les permitía gobernar en solitario y pasando el rodillo", sino que también fueron el Ejecutivo que aprobó más decretos ley. "Vamos a gobernar hasta el ultimo día, dentro del respeto a la ley, pero cumpliendo con nuestra obligación: gobernar", prometió.

"El problema de Casado es que no sólo no le va a ir bien al PP, sino que se va a cargar al PP", afirmó antes de arremeter contra contra el ex primer ministro francés y candidato a alcalde de Barcelona, Manuel Valls, por "traicionarse a sí mismo" e ir a la manifestación en la plaza de Colón. "Un progresista no asiste a ningún acto adonde vayan los nazis ni los fascistas", añadió. "Los que vienen a regenerar la política sólo van a los mercados de ocasión a traer viejos políticos", zanjó.

La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Ione Belarra, criticó que el decreto en materia de alquiler. "Es como si viene un tsunami y le damos a la gente paraguas", lamentó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios