España

"Los ministros deben explicarse"

  • El nuevo número tres socialista ya ha empezado a recibir en su despacho de Ferraz a los miembros del Gobierno para mentalizarlos de que hay que hacerse comprender en la calle para remontar el vuelo

-¿Qué espera Zapatero de usted, que le ha pedido el presidente del Gobierno?

-Me ha pedido que el partido funcione. Lo que me ha encargado el secretario general de mi partido y presidente del Gobierno es que esta maquinaria funcione perfectamente, que esté muy engrasada y muy cohesionada.

-Mucha labor pedagógica también tiene usted a la vista…

-Tenemos que explicar muy bien en un momento especialmente complicado las decisiones difíciles y duras que ha tenido que adoptar el Gobierno, que son, por cierto, muy similares a las que están adoptando otros Gobiernos del mundo occidental. Posiblemente hayamos tenido poco tiempo para explicar unas decisiones que serán el fundamento de una nueva etapa de crecimiento. Sí, hay que hacer mucha pedagogía.

-Pero no todo se reduce a eso Le recuerdo que José María Barreda, el presidente de Castilla-La Mancha, alertó no hace mucho de que o se cambiaba de rumbo o el Partido Socialista se precipitaría a la catástrofe electoral.

-El señor Barreda dijo eso pero después matizó sus palabras. Creo que es de sabios rectificar.

-¿No habrá pues cambio de rumbo en modo alguno?

-No, el rumbo es el correcto. El presidente del Gobierno ha hecho los cambios cuando debía hacerlos. Los cambios se hicieron cuando teníamos garantizada la estabilidad para el resto de la legislatura con los acuerdos con el PNV y Coalición Canaria.

-Otro de sus retos fundamentales es hacer de enlace entre Moncloa y Ferraz, coordinar la acción del Gobierno y la del partido. ¿Ya se ha reunido con algún ministro?

-Sí, me he reunido con algunos en Ferraz.

-¿Con quiénes?

-Esas reuniones van a ser absolutamente discretas. Lo que pretendo es que los ministros aprovechen todas las terminales del partido para explicar sus políticas y para que el conjunto del partido las defienda.

-Su perfil es más institucional que combativo, transmite un sosiego que desde luego, va a hacer falta. ¿Está el patio de partido más menos revuelto de lo que se pensaba antes de aterrizar en Ferraz?

-Los políticos ahora tenemos que transmitir confianza y seguridad, y que sabemos por dónde esta la salida del laberinto.

-Usted ha definido su estilo como de tomar mucho café. ¿Va a necesitar muchos litros?

-Ya sabe usted lo que eso significa: tenemos que hablar y escuchar antes de tomar decisiones. Eso es lo que hago.

-¿Las heridas que abrieron las elecciones primarias en Madrid ya se han cerrado?

-Nosotros tenemos un problema con las primarias y es que somos el único partido que las celebramos. Como la opinión pública no tiene interiorizado lo de las primarias, puede reducirlas a un enfrentamiento, a un debate entre candidatos. El enfrentamiento no gusta a la gente y las primarias exigen cierta confrontación al haber varios aspirantes a un puesto. Pero la cultura de las primarias establece también que una vez que hay un ganador, éste tiene el apoyo del conjunto de todo el partido. Es lo que sucede en Madrid. Tomás Gómez es un magnífico candidato y es mucho más candidato hoy que antes de las primarias. Ahora es muy conocido. Se conoce su manera de ser, su política y sus ideas mucho más que antes de las primarias, por que ahora esta en mejores condiciones de disputar a Esperanza Aguirre el Gobierno de Madrid.

-¿Tiene Rodríguez Zapatero demasiado poder en el partido, es presidencialista en exceso? Sin ir más lejos, su propia designación como Secretario de Organización es la primera que no se produce al albur de un congreso del partido. Ha sido acogida de forma entusiasta, pero algunos barones han dejado traslucir cierta incomodidad por no haber sido consultados al respecto.

-Es verdad que a mí me propone Zapatero, pero quien me elige es el Comité Federal, que es el órgano máximo entre congreso y congreso. Por tanto, me siento plenamente legitimado y esa propuesta no puede hacerla más que el secretario general del partido.

-¿Ese secretario general del partido sigue siendo el mejor candidato para las elecciones generales de 2012?

-Sin duda va a ser nuestro candidato Es un presidente que ha demostrado que podía gobernar cuando las cosas iban bien en la economía y ahora, cuando tenemos dificultades, también ha demostrado que sabe tomar decisiones y hacer ajustes.

-¿No está a favor de la limitación de mandatos?

-Es una opción, pero quien puede limitar los mandatos es la ciudadanía cuando vota.

-¿No cree que Rodríguez Zapatero debería despejar cuanto antes la incógnita sobre si volverá a presentarse? Desde luego, las encuestas no la señalan como una opción muy recomendable.

-Si algo ha sabido hacer bien siempre el presidente Zapatero ha sido administrar los tiempos, así que él lo dirá cuando lo considera oportuno y acertará.

-¿Un descalabro en las municipales y autonómicas de 2011 podrá precipitar los acontecimientos? ¿El presidente fía su destino a esos comicios?

-No. Los ciudadanos saben con mucha precisión qué es lo qué eligen en cada proceso electoral. En mayo de 2011 se elegirán alcaldes y presidentes de comunidades autónomas y en otro momento se elegirá al Gobierno. Andalucía es un ejemplo evidente de que los ciudadanos saben discriminar en cada proceso electoral qué responsabilidad están apoyando y qué responsable público están eligiendo.

-De acuerdo, pero ¿Zapatero suma o resta de cara a las municipales y autonómicas?

-Zapatero es un activo para nosotros. Es nuestro secretario general, es nuestro presidente. Ha tenido que tomar medidas muy difíciles. Si las explicamos bien, se entenderán perfectamente. Pero Zapatero es un activo, indudablemente.

-Como Rubalcaba, el nuevo hombre fuerte del Gobierno. Algunas lecturas aviesas hasta rezan que el tirón, la popularidad, del vicepresidente primero también están hundiendo la del presidente.

-Respeto todas las opiniones, pero lo que yo creo es que Rubalcaba es un vicepresidente del Gobierno muy fuerte, con una extraordinaria capacidad política con una gran capacidad de comunicación, un vicepresidente de primera división.

-¿Rubalcaba es el relevo de Zapatero sin discusión?

-El relevo de Zapatero es Zapatero.

-Usted se niega a especular. Es la grandeza de la entrevista. Uno pregunta lo que quiere y el otro también contesta lo que quiere. Alguien dijo que los abuelos no pueden sustituir a los nietos. Rubalcaba es un hombre muy capaz sin duda, brilla como nadie en las quinielas de la sucesión pero también es de la vieja guardia. ¿No hay nadie más que Rubalcaba? ¿Usted mismo puede ser e gran tapado de cara a la sucesión dde Zapatero?

-Por supuesto que no. Ya le he dicho que el sucesor de Zapatero es Zapatero. Y Rubalcaba es un político que está en los cincuenta y tantos años, por tanto está en su mejor momento, pero el sucesor de Zapatero es Zapatero, que es mas joven que Rubalcaba.

-Batasuna va a estar, de una forma o de otra, en las próximas elecciones municipales?

-Creo que no.

-¿No?

-Para estar en las elecciones municipales hay que condenar el terrorismo de ETA y a ETA, y eso de momento no se ha producido.

-Cierto, pero Batasuna sí le ha pedido a ETA que pare, esos pasos que Zapatero dice que no serán en balde.

-Condenar, no ha condenado y esa es una condición sine qua non. Lo que sí le puedo decir es que nuestro Gobierno va a mantener la política antiterrorista que tan buenos resultados ha venido dando en los últimos años. En todo caso, soy poco partidario de hacer publicidad de los terroristas o de los que están en los alrededores de los terroristas.

-¿Cree que el Partido Popular se está mostrando demasiado intransigente cuando pide una cuarentena electoral para Batasuna haga lo que haga ETA?

-La posición de fortaleza que tiene en este momento la política contra los terroristas tiene una base fundamentada en la unidad de los partidos, especialmente de los grandes, que es fundamental para ganar esta batalla. Aunque estamos viendo que las cosas avanzan en muy buen sentido, la unión es fundamental. Y el presidente del Gobierno ha dcho que cuando termine el terrorismo, que ha sido la gran lacra de la sociedad española durante los últimos cincuenta años, será un mério de todos.

-¿Es suficientemente sólido el pacto entre PP y PSOE vascos, esa nueva relación de colaboración con el PNV que ya se ha visualizado con los Presupuestos lo hace peligrar?

-Ese pacto está propiciando los años de más serenidad y de más éxitos en la lucha contra ETA. No mezclaría una cosa con la otra. Los acuerdos con el PNV para sacar los Presupuestos no tienen nada que ver con los acuerdos de los socialistas con los populares vascos.

-¿Le parece positivo que el programa electoral del PP empiece a salir del armario con sus proyectos de privatizaciones y esa espada de damocles sobre el matrimonio entre homosexuales?

-Me parece muy positivo que se sepa lo que piensan los políticos. Rajoy propone una involución desde el punto de vista del Estado de bienestar, del Estado autonómico, del económico, de los derechos civiles e individuales. Rajoy propone una vuelta atrás.

-¿Es posible un Tea Party en versión española?

-Toda la derecha está en el Partido Popular, de un extremo a otro. Las facciones extremas de la derecha están cómodas con su discurso.

-Las consideraciones del alcalde de Valladolid sobre el físico de Pajín desprenden cierto tufillo...

-Está en el Rh del PP. Son inaceptables, pero es más grave que Rajoy no las haya cuestionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios