España

Miquel Iceta presidirá el Senado

  • Con la elección del líder del PSC, Pedro Sánchez apuesta por un perfil catalanista, defensor del indulto a los presos del 'procés' y de la negociación política con el independentismo

Miquel Iceta. Miquel Iceta.

Miquel Iceta. / Quique García, EFE

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha elegido a Miquel Iceta para presidir el Senado, cámara en la que ha logrado la mayoría absoluta tras las elecciones generales del pasado 28 de abril.

Sánchez apuesta así por situar un perfil catalanista, defensor del indulto a los presos y de la negociación política con el independentismo al frente de la institución que tiene la capacidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Iceta no es senador, pero logrará el escaño por designación del Parlament de Cataluña en sustitución del ex presidente de la Generalitat José Montilla.

La propuesta partió este martes de Pedro Sánchez, quien le planteó la idea al primer secretario del PSC. Iceta sustituirá al popular Pío García-Escudero el 21 de mayo en la sesión constitutiva del Senado de la nueva legislatura.

Cambio en el Senado

El Senado ha sido protagonista en esta legislatura por haber aprobado por primera vez la aplicación del 155 en Cataluña y va a pasar en unas semanas a estar presidido por un político reacio a esas medidas de intervención.

El senador que le cede el escaño, José Montilla, decidió precisamente ausentarse del Pleno que aprobó esas medidas con el apoyo del PSOE para no romper la disciplina de voto de su partido.

Figura conciliadora

Iceta simboliza, dentro del socialismo, la figura más conciliadora con el independentismo catalán. Hasta los días previos al referéndum del 1 de octubre, defendió una negociación para encontrar una vía intermedia que evitara la aplicación del 155 en Cataluña. "Ni DUI (declaración de independencia) ni 155", no se cansaba de repetir.

Incluso en plena campaña de las elecciones catalanas del 21 de diciembre de 2017, defendió la posibilidad de indultar a los presos del procés si fueran condenados, una posición que perjudicó las expectativas electorales del PSC, según reconocieron a posteriori dirigentes de la cúpula del PSOE.

Esta postura siempre conciliadora le lleva a cometer indiscreciones en el momento más inoportuno, como sucedió con una entrevista al diario vasco Berria en la que, en plena precampaña de las generales, reflexionó en voz alta sobre que "si el 65 por ciento de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso".

A pesar de estos errores, Sánchez, que siempre ha demostrado tener muy buena sintonía con el actual líder del PSC, ha apostado precisamente por el perfil dialogante y catalanista de Iceta para presidir la Cámara Alta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios