España

Un barco es retenido en Sicilia por fomentar la migración ilegal

  • Los tres tripulantes de la embarcación de una ONG catalana se enfrentan a un delito castigado con entre 4 y 7 años en Italia

Comentarios 3

La ONG catalana Pro Activa Open Arms, que se dedica a rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo, recibió ayer múltiples apoyos ante la amenaza de ser acusada de promocionar la migración ilegal, un delito castigado con entre 4 y 7 años de cárcel en Italia.

La Fiscalía de Catania ordenó el domingo inmovilizar el barco español Open Arms y abrir una investigación por un posible delito de "promoción de la migración ilegal" a Italia, después de que la ONG rescatara a 218 inmigrantes que habían partido de Libia y se negara a entregarlos a un guardacostas libio.

La ONG, que tiene su sede en Badalona (Barcelona), recibió ayer apoyos de otras ONG y de los ayuntamientos de Badalona y Barcelona, cuyas alcaldesas, Dolors Sabater y Ada Colau, pidieron que se libere el barco de la organización.

Quince eurodiputados españoles de varios partidos también han reclamado la liberación del barco de Open Arms. "¿Va a realizar gestiones con el Gobierno italiano para retirar estos cargos de inmediato?", preguntaron a la Comisión Europea (CE) a través de una carta los firmantes, entre los que se encuentran eurodiputados del PP, el PSOE, Podemos, Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya, Equo, BNG, ERC y PDeCAT.

El cantautor Joan Manuel Serrat, el ex baloncestista Jordi Villacampa, los periodistas Jordi Évole, Javier Bauluz y Xavier Aldekoa, Save the Children, la actriz Leticia Dolera, el líder de Podemos Pablo Iglesias y el PSC, entre otros, también han mostrado su apoyo a la ONG.

El fundador y director de Pro Activa Open Arms, Òscar Camps, aseguró en una rueda de prensa en Barcelona, junto a Ada Colau, que los tres miembros de la tripulación del barco "se enfrentan a penas de entre 4 y 7 años de prisión", por lo que subrayó que ahora la prioridad es "luchar para que no sean detenidos".

Los argumentos de las acusaciones contra los tripulantes del barco son "una excusa" con el objetivo de "bloquear la intervención de las organizaciones humanitarias" en el Mediterráneo, dijo Camps.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios