Festival de Cine Iberoamericano

El Festival de Cine de Huelva presenta su 44 edición con aires renovados y mucha ilusión

  • Los patronos destacan su apoyo a la muestra y la nueva etapa que se abre con el pago de la deuda

Los miembros del Patronato del Festival posan tras la presentación Los miembros del Patronato del Festival posan tras la presentación

Los miembros del Patronato del Festival posan tras la presentación / Josué Correa

La luz de Huelva que simboliza el sol tras el Monumento a Colón en el nuevo logo marca el rumbo de la 44 edición del Festival de Cine Iberoamericano que comienza el viernes. Es la imagen rejuvenecida del certamen, que es, al mismo tiempo, un mensaje de la renovación emprendida este año, ahora que se empieza a dejar atrás el bache de la anterior etapa con el pago de gran parte de la deuda. La vista está puesta en 2020, momento en el que el Festival está llamado a crecer. Este momento de esperanza es “la primavera del Festival”, lo llama el alcalde, Gabriel Cruz, quien ha adelantado que el Ayuntamiento incrementará su aportación a la Fundación después de la 45 edición, una vez se normalicen las cuentas.

El Festival de este año ha sido presentado en la Casa Colón en un acto institucional en el que se ha subrayado ese momento actual, en el que prevalece la ilusión por su supervivencia a lo largo de los años, como seña de identidad de Huelva, más allá del ámbito cultural; como medio para fortalecer el vínculo histórico de esta tierra con el continente americano.

Asegura el presidente de la Diputación que si hay algún evento en el que “se funda Huelva con Iberoamérica es este festival”. “Por eso -ha apuntado Ignacio Caraballo en el acto- hay que hacer un esfuerzo; es importante reponerse y dar ese salto de calidad”.

El mensaje ha sido muy claro por parte de los patronos de la Fundación del Festival: se ha hecho un esfuerzo importante, en forma de aportación extraordinaria, para saldar la deuda que dejó la gestión del anterior director, Pedro Castillo, en una suerte de borrón y cuenta nueva. “A partir de aquí empezamos desde cero para afrontar metas más ambiciosas”, ha dicho Caraballo.

Hace unos días fue la subdelegada del Gobierno quien hizo público el “máximo apoyo incondicional” del Gobierno a través del Ministerio de Cultura. En el acto de presentación, Manuela Parralo ha continuado en la misma línea, con una petición también de futuro, en cuanto a evitar el enfrentamiento con competidores que han surgido a lo largo de estas 44 ediciones, sobre todo los más recientes, también en Andalucía. Pero Huelva, asegura, “tiene un festival muy digno” que va a seguir manteniéndose y renovándose, sin perder su condición de evento “muy identitario” de la capital onubense.

También desde la Junta de Andalucía se reconoce el peso de la “solera y tradición” del Iberoamericano, alimentada a lo largo de los años, no sólo por el soporte económico de las instituciones, sino también por entidades colaboradoras y por la ciudadanía onubense, como destaca la secretaria general de Cultura, Cristina Saucedo. “Éste es un festival querido y admirado por toda la industria andaluza, referente nacional e internacional”, subraya. “Huelva es un punto de encuentro en el que se generan oportunidades de desarrollo económico y empleo”, destaca de su aportación a la industria y a la “promoción del talento y la creatividad y a ese gran plató de cine que es Andalucía”.

La primavera del Festival

Aunque quizá el mayor espaldarazo ha venido del propio presidente del Patronato de la Fundación, el alcalde de Huelva. Porque ha sido Gabriel Cruz quien ha tirado de un modo gráfico para definir la situación actual: “Hemos pasado el invierno y estamos en la primavera del Festival”. Pero mucho más allá del toque lírico sobre cómo se han salvado “momentos muy duros, de degradación y descomposición” queda el mensaje de futuro: “Estamos en vías de resolver una situación deficitaria y vamos a abrirnos a una nueva etapa que no significa volver al estatus que hemos tenido antes sino a ocupar el espacio que debe ser el de Huelva”.

Cruz ha insistido en la idea de “apostar por el Festival de Huelva sin competir ni mirar a nadie” y en ese sentido ha adelantado que “desde el ejercicio próximo se incrementará nuestra aportación para poner a Huelva donde se merece”.

El director del certamen, Manuel H. Martín fue el primero en explicar que este año se ha optado por “un cambio de rumbo” materializado en esa nueva imagen corporativa “más luminosa, tomando como referencia un monumento que es un icono universal, que a la vez representa al Festival por ser la estatuilla del máximo galardón que se puede llevar una película en Huelva”.

Nueva imagen y algunas novedades en la programación, como la nueva sección Comedia Iberoamericana, con la que se trata de “atraer a más público a las salas”, en una edición de 490.000 euros de presupuesto ejecutable. “Mantenemos un ritmo de crecimiento moderado y coherente”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios