Fórmula 1

La incógnita de Alonso

  • El doble campeón mundial inicia la campaña con los nuevos motores de Renault tras un periodo de decepción.

Fernando Alonso (McLaren), por delante de Valtteri Botas (Mercedes). Fernando Alonso (McLaren), por delante de Valtteri Botas (Mercedes).

Fernando Alonso (McLaren), por delante de Valtteri Botas (Mercedes). / Alejandro García / efe

Fernando Alonso y Carlos Sainz buscarán recuperar la senda del éxito gracias a Renault, la escudería del madrileño y el proveedor del motor de McLaren, equipo en el que milita el doble campeón de Fórmula 1 en un Mundial que empieza este fin de semana.

Alonso ganó sus dos títulos y obtuvo más de la mitad de sus 32 triunfos con Renault, marca a la que une de nuevo su destino tras tres años para el olvido de McLaren, que acabó rompiendo su enlace con Honda y que, a partir de este año, buscará nuevos retos con el motor francés.

El asturiano, debutante en 2001 con Minardi, probador un año después con Renault y que en 2003 se convirtió en el piloto más joven en ganar una carrera de Fórmula 1, obtuvo en cada uno de sus dos años triunfales siete victorias para la escudería del rombo, que afronta su tercera temporada en la máxima categoría después de su regreso.

Alonso sumó otras cuatro victorias con McLaren en 2007, año en el que se cruzó en su camino un entonces debutante Lewis Hamilton -que el pasado curso festejó su cuarto mundial, el tercero con Mercedes- y en el que un desquiciado Ron Dennis acabó tirando por la borda dos Mundiales que parecían asegurados y que se acabó llevando Ferrari.

Tras una temporada que acabó como el rosario de la aurora, el ovetense regresó a Renault, escudería en la que el español pasó otras dos temporadas, logrando dos victorias más antes de fichar por Ferrari. Con el mítico equipo italiano, Alonso sumó tres subcampeonatos y 11 triunfos, el último de ellos hace cinco años, en el Gran Premio de España de 2013, disputado en Montmeló.

Tras un 2014 en el que sólo logró dos podios con la escudería más laureada de la historia, Alonso abandonó Maranello y retornó ocho años después a McLaren.

El pasado año en blanco ha propiciado una operación a tres bandas: McLaren usará a partir de este año motores Renault, Honda suministrará a Toro Rosso y Sainz, quien disputó sus primeras tres campaña en ese equipo, pilotará en 2018, cedido por Red Bull, en la escudería francesa.

Si todo marcha como debe, Sainz seguirá creciendo en una temporada que arranca este fin de semana en Melbourne, sede del Gran Premio de Australia, primero de los 21 de un Mundial que acabará en noviembre en Abu Dhabi.

Alonso -el tercero más rápido en la segunda semana de la pretemporada- cree que en Australia estarán "cerca de Red Bull", escudería de la que Hamilton piensa que puede tener el mejor coche en Melbourne y sobre el que se cree que será la principal amenaza para su equipo. Alonso, mientras, seguirá siendo una incógnita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios