Confesión de Kiko Rivera en 'GH Dúo' La familia de Kiko le ayudó a salir de las drogas

  • El Dj ha confesado en el 'reality' que concursa su adicción a las drogas, que superó hace año y medio gracias a su mujer y su madre.

Kiko Rivera, en una de sus últimas apariciones antes de entrar a 'GH'. Kiko Rivera, en una de sus últimas apariciones antes de entrar a 'GH'.

Kiko Rivera, en una de sus últimas apariciones antes de entrar a 'GH'. / Gtres

Kiko Rivera, quien actualmente concursa en GH Dúo, de Telecinco, ha confesado en el reality su adicción a las drogas ya superada. "En determinado momento de mi vida, y de ahí viene en gran parte mi depresión, tuve adicción a las drogas", reconoció el Dj, quien logró superar este problema gracias al apoyo de su madre, pero sobre todo, de su mujer, Irene Rosales, junto a quien participa en el programa. El hijo de Isabel Pantoja confesó que ha estado enganchado a la cocaína, al hachís y a la marihuana. Su dura confesión ha sido objeto de alabanzas en su entorno más cercano, tanto por compañeros del reality como por sus propios familiares, y calificadas de "valientes".Su hermano, Francisco Rivera, al ser preguntado por el tema demostró orgullo por su hermano. "Esto tiene mucho mérito", dijo a Europa Press, "yo no lo sé, pero salir de eso tiene mucho mérito. Es muy valiente además decirlo si es así. Muy valiente y que sirva para aquellos que están ahí dentro que salgan. Un aplauso a mi hermano". También su prima, Anabel Pantoja, le mostró su cariño: "es una pesadilla que superó con valentía", declaró en el programa en el que colabora, en el que también compartió la reacción de Isabel al enterarse de la revelación de su hijo: "Ese es mi niño", dijo al parecer."Ella se puso firme y me enderezó", contó además Kiko sobre la reacción de su mujer, "Me costó lo más grande, pero desde hace un año y medio ya soy una persona limpia", relató, tras decidir compartir su testimonio con la audiencia para darle las gracias a Irene y ayudar a otras personas que puedan encontrarse en su misma situación. Irene, al lado de su marido cuando realizaba este testimonio, lo corroboró todo: "Lo más duro fue contárselo a su madre", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios