Boda de Marta Ortega y Carlos Torretta El ‘backstage’ del enlace del año

  • La novia lució cuatro ‘looks’ diferentes, todos ellos de Valentino. Actuaron en el banquete Coldplay, Norah Jones y Jamie Cullum.

La boda del año acabó y los alrededor de 400 invitados al enlace de Marta Ortega y Carlos Torretta desalojaron el lunes los hoteles de La Coruña tras un fiestón que ha durado dos días. Los asistentes han dejado imágenes para el recuerdo y han retransmitido algunas de las anécdotas de la boda a través de sus perfiles en redes sociales. Como que la novia, heredera del imperio textil Inditex, lució nada menos que cuatro modelos a lo largo del fin de semana, todos ellos firmados por Valentino. También que su nutrido grupo de amigos, entre los que se encuentran el modelo Jon Kortajarena, Eugenia Silva y el diseñador Pier Paolo Piccioli, director creativo de Valentino, artífice de todo lo que vistió Marta y organizador del evento, se lo pasaron en grande. También el fotógrafo Peter Lindbergh, el diseñador Narciso Rodríguez, Mafalda Muñoz, Samantha Vallejo-Nágera y su marido, Gonzalo Machado, por mencionar algunos de los más destacados.El cantante de Coldplay, Chris Martin, sorprendió a Marta y Carlos durante el baile nupcial posterior a la cena de gala ofrecida en el centro hípico de Casas Novas, dedicando varios temas en directo al recién estrenado matrimonio. También lo hicieron Norah Jones y Jamie Cullum, lo que da una idea de la envergadura que tuvo la celebración. Algunos de los presentes comentaron en redes que la elaborada puesta en escena del banquete parecía el escenario de El sueño de una noche de verano. Largas mesas rectangulares se confundían entre los árboles, varias pantallas gigantes desde las que luego se retransmitió la ceremonia de la boda oficiada el viernes por la mañana ante notario en la casa familiar de los Ortega en el coruñés paseo de la Dársena; un menú de Albert Adriá compuesto por seis platos diferentes servidos a un tiempo en una caja de madera; un cielo estrellado; una leyenda como Peter Lindbergh haciendo algún retrato; una tarta gigante del pastelero belga Cédric Golet inaugurada por la novia; luces, un escenario, actuaciones en directo de auténticas figuras del mundo de la música. No faltó un detalle en el gran día de la hija de Amancio Ortega, casada con el hijo de Roberto Torretta en segundas nupcias.Por supuesto, hubo regalo de recuerdo para los numerosos invitados: una caja con dos labiales personalizado con las iniciales MC de La Bouche Rouge y una guía turística de Galicia. La pareja, además, proporcionó a cada uno de sus invitados una guía con la cronología de todos los actos que se iba a celebrar para que nadie se perdiera ni un detalle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios