Pasarela

Rajoy teme otra 'componenda' del Gobierno para salvar los Presupuestos

  • El presidente del Partido Popular reclama a Zapatero que no cambie el apoyo a las cuentas generales del Estado por la promesa de ceder nuevas competencias a alguna comunidad, en referencia al País Vasco

El presidente del PP, Mariano Rajoy, reclama, en una entrevista concedida a Europa Press, que el Gobierno no cambien el apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de 2011 por cesión de nuevas competencias a alguna comunidad autónoma. No obstante, se muestra pesimista en relación con estas cuentas públicas porque considera que sólo responden a la necesidad del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero de "ir tirando".

Además, el dirigente popular, tras acusar al Gobierno de haber roto el consenso del Pacto de Toledo, reclama que se haga un planteamiento global en materia de pensiones, al tiempo que defiende un "aumento voluntario" de la edad de jubilación. En opinión de Rajoy, el Gobierno está dando una sensación absoluta de "provisionalidad" y considera que mucha gente que votó en su día al PSOE creen que cada vez es más necesario un cambio político en España.

Rajoy se mostró muy pesimista en relación con las próximas cuentas públicas. "No tengo ninguna confianza en los Presupuestos que pueda presentar el presidente del Gobierno", apostilló. En este sentido, recordó que el PP "bien advirtió" al Ejecutivo de que se estaba equivocando y sin embargo, en los últimos tres años hay 2,8 millones de personas más que se han quedado en el paro.

Ahora, el dirigente popular dijo que no sabe qué presupuestos puede presentar el Ejecutivo porque, añadió, "ni el propio Gobierno lo sabe". Sin embargo, se mostró convencido de que "al final, hará como siempre, una negociación para intentar salvarlos".

En su opinión, las próximas cuentas públicas que presente el Ejecutivo "no responden a nada", tan sólo a "la necesidad del Gobierno de ir tirando, que es como se ha gobernado en los últimos años con los efectos ya conocidos".

En cualquier caso, Mariano Rajoy quiso dejar clara una advertencia y es que "no se cambien los Presupuestos por competencias". "Espero que no se hagan así las cosas y no se actúe con esa irresponsabilidad", apostilló. Si eso ocurre, sería, según dijo, "una gravísima irresponsabilidad". "Me gustaría que los pactos de Presupuestos fueran pactos de Presupuestos y no de otras cosas", remachó.

El presidente de los populares se refirió también a los últimos datos de la encuesta del CIS publicados a principios de agosto, que daban la mayor ventaja al PP sobre el PSOE de los últimos seis años. Según Rajoy, "hay mucha gente que está mirando al PP". Se trata, según dijo, de "mucha gente que en su día nos dio su apoyo y su confianza y que volverá a mantenerlo", pero también, añadió, "hay mucha otra gente que votó al PSOE, pero creen que es necesario un cambio político en España".

Según Rajoy, esto demuestra que en este momento "lo que hay" en España "es un ambiente de cambio político". Por ello, cree que debe centrarse en decir a los españoles que "las cosas se pueden hacer de otra forma".

En este sentido, quiso dejar claro que él quiere una España con un "Gobierno que no juegue a dividir, que juegue a unir, quiere plantearles un gran proyecto nacional, un gran proyecto con el objetivo de ser uno de los países más importantes del mundo".

Al exponer esta pretensión, recordó que España ha perdido un puesto en el ranking de los países por PIB ya que "nos ha adelantado Brasil", pero se mostró convencido de que "España tiene la capacidad suficiente y los ciudadanos y empresarios son capaces de sacar esto adelante". Calificó de "inaceptable" que el 42,5% de los jóvenes de menos de 25 años no puedan trabajar "cuando es la juventud mejor preparada de los últimos años".

Tras ofrecer estos argumentos, se mostró convencido de que "la gente quiere un cambio político". "Creo que se va a producir y trabajaré para unir a todos y no para dividir", concluyó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios