Samantha Vallejo-Nágera | Chef y presentadora

"La Navidad, para mí, es hacer planes con los niños"

  • Madrina de Nutella, afirma que, como en la vida, en la alimentación hay que buscar el equilibrio

Samantha, amadrinando la última presentación de Nutella. Samantha, amadrinando la última presentación de Nutella.

Samantha, amadrinando la última presentación de Nutella.

Cuando MasterChef Celebrity acaba de poner su punto y final, Samantha Vallejo-Nágera ya está pensando en el estreno de la séptima edición del talent culinario, en la que seguirá como miembro del jurado con Pepe Rodríguez y Jordi Cruz, y también asumirá en parte las funciones de presentadora a consecuencia de la marcha de Eva González.

Mujer todoterreno, no le teme a nada y siempre destaca por su mentalidad positiva, lo que puso de manifiesto en el último acto al que asistió amadrinando la marca Nutella. Sus cuatro hijos –uno de ellos con síndrome de Down– y su catering que, asegura, "va como un tiro", le dan las fuerzas para mirar siempre adelante.

–¿Cómo se presentan las navidades?

–Uuuf, yo empiezo las navidades... en agosto, con lo cual yo ya estoy súper navideña. Como madre de cuatro hijos siempre me gusta decorar la casa y y hacer planes juntos, cocinar galletas en familia, y roscones y esas cosas. La Navidad, para mí, es hacer planes con los niños. Ahora, mis hijos son muy libres, no les incito a cocinar. De hecho, mi hija mayor ya pasa de mí (risas).

–En estas fechas nadie se salva del turrón, el polvorón, o el roscón de Reyes relleno de Nutella. ¿Es usted muy de dulce?

–Sí, me encanta el dulce. Bueno, me gusta de todo. Me gusta comer bien y me he ordenado muy bien la cabeza. Como muy sano todos los días, pero luego llega el fin de semana y es fundamental para la vida darse un capricho: unas tostadas con Nutella, por ejemplo.

"No hay que obsesionarse con comer sano; de vez en cuando es bueno darse un homenaje"

–Entonces, ¿por qué la polémica con el anuncio de MacDonald’s, que incluso lo han retirado?, ¿por qué la critican por hacer este anuncio?

–Yo tengo mi conciencia muy tranquila. Mi alimentación es súper buena, muy sana. Pero no se puede ser tan extremista. Mis hijos van al campo, tienen también una vida muy sana. Esto es como lo de las tablets; me gustaría saber los padres que me critican por este anuncio si no han llevado nunca a sus hijos a comerse una hamburguesa. Pero es como todo en la vida: con moderación, de vez en cuando, no hace daño.

–Vamos, que se da un homenaje de vez en cuando.

–No es bueno obsesionarse con comer todo tan sano, como les ocurre a muchas personas vigoréxicas; ni tampoco comerse tres roscones al día (que yo me los como desde octubre, muero por ellos, pero con moderación). Lo que hay que buscar es el equilibrio, que es lo que me da a mí la tranquilidad y el bienestar que tengo.

–La hemos visto llegar al acto cojeando porque la han operado recientemente de la rodilla derecha. ¿Cómo se encuentra?

–Muy bien, la verdad. Me rompí el menisco hace dos años jugando al pádel y lo había ido dejando hasta que mi médico me ha convencido para operarme. Estas operaciones ya no son como antes, lo hacen con una pequeña incisión y camaritas... Pero estoy perfecta y no me duele nada. ¡Cojeo para que me digáis algo! (risas). Tengo que llegar a ponerme los tacones el 15 de enero (que comenzamos el rodaje de MasterChef).

–Echarán de menos a Eva González.

–Yo, personalmente, voy a echarla mucho de menos, claro. Eva es mi amiga, igual de marchosa que yo y nos reíamos mucho en el camerino, hacíamos zumba, nos poníamos música... pero seguiremos Pepe, Jordi y yo solos, habrá que entregarse al máximo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios