Rupturas millonarias Divorcios que valen un riñón

  • El récord de divorcio más caro lo ostenta Jeff Bezos, fundador de Amazon, con 56.500 millones de euros en 2019.

  • Con 2.000 millones, le sigue de lejos el coleccionista francés Alec Wildenstein, quien se separó de Jocelyn en 1999

  • La separación del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev podría haber sido más cara, con 3.270 millones, pero se quedaron en 'sólo' 564

Bill Gates y su mujer Melinda, que acaban de anunciar su separación.

Bill Gates y su mujer Melinda, que acaban de anunciar su separación. / Instagram

La separación de Bill Gates ha irrumpido en la actualidad como un vendaval, ya que, además de inesperada, abre una importante incógnita: ¿cómo se va a hacer el reparto de la ingente fortuna del fundador de Microsoft? 123.800 millones de dólares (103.000 millones de euros) es la cifra que pondrán sobre la mesa Bill y Melinda Gates para negociar un acuerdo de divorcio que, de momento, se perfila pacífico a tenor del comunicado hecho público por parte de ambos. Aunque el tiempo dirá. Antes que ellos otros matrimonios millonarios se dirimieron, y en más de una ocasión la calma se convirtió en tempestad nada más empezar a hablar de ceros.

Jeff y MacKenzie Bezos, cuando aún eran una pareja feliz. Jeff y MacKenzie Bezos, cuando aún eran una pareja feliz.

Jeff y MacKenzie Bezos, cuando aún eran una pareja feliz. / Efe

El divorcio entre Jeff y MacKenzie Bezos batió a principios de 2019 el hasta ahora récord histórico: 68.000 millones de dólares, alrededor de 56.000 millones y medio de euros. El fundador de Amazon ostenta el título de hombre más rico del planeta con una fortuna de 137.000 millones de dólares (119.000 millones de euros), 13.200 millones más que Gates. Así que todo indica que Bezos continuará ocupando el primer puesto en el ranking de divorcios millonarios.

Alec Wildenstein y su ex mujer, Jocelyn. Alec Wildenstein y su ex mujer, Jocelyn.

Alec Wildenstein y su ex mujer, Jocelyn.

A quien sí podría Gates arrebatar el segundo lugar de este listado es al comerciante francés de arte Alec Wildenstein. En 1999 se divorció de Jocelyn Wildenstein y ella se llevó 2.000 millones de euros y una pensión anual de 83 millones durante 13 años. Un juez ordenó a la neoyorquina, popular por sus varias cirugías estéticas por las que recibió el apodo de 'mujer gato', que no usase su millonaria pensión de divorciada para operaciones. Hoy Jocelyn tiene 78 años mientras que Alec falleció en 2008 de cáncer.

Rupert Murdoch y su segunda mujer, Anna Torv. Rupert Murdoch y su segunda mujer, Anna Torv.

Rupert Murdoch y su segunda mujer, Anna Torv.

Otro divorcio que sacudió Wall Street fue el del magnate de los medios de comunicación Rupert Murdoch, dueño del canal Fox News, 20th Century Fox y The Sun, entre otros. En 1999 Murdoch tuvo que pagar a Anna Torv, su segunda esposa, 1.200 millones de dólares (cerca de 1.000 millones de euros) tras más de 30 años de matrimonio. Pero le quedaron ganas de volver a casarse, y volvió a divorciarse en 2013 de Wendi Deng, tras 14 años juntos; si bien en esta ocasión el coste se limitó a un par de millones. En la actualidad –y por cuarta vez–, el octogenario Murdoch lleva cinco años casado con la modelo Jerry Hall, ex de Mick Jagger entre otros.

Dmitri Rybolóvlev y Elena. Dmitri Rybolóvlev y Elena.

Dmitri Rybolóvlev y Elena.

La separación del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev y Elena, firmado en 2014, iba camino de arrebatarle el tercer puesto del ranking a Murdoch, algo que finalmente no sucedió. El dueño del club de fútbol AS Mónaco tuvo que pagar a su ex 3.270 millones de euros. Una cifra astronómica que, aunque después se rebajó a 564 millones, hizo que el ruso tuviera que desprenderse de algunas de sus posesiones más valiosas para pagar a Elena en principio. Entre ellas, el cuadro Salvador Mundi de Leonardo Da Vinci, que fue subastada en Christie’s por 390 millones.

Slavica Radic, con Ecclestone. Slavica Radic, con Ecclestone.

Slavica Radic, con Ecclestone.

Berni Ecclestone, el ex dueño de la Fórmula 1, también protagonizó una separación que saltó a los tabloides en el año 2008. Tras más de 20 años de relación, se divorció de la modelo croata Slavica Radic, a la que tuvo que pagar una jugosa cantidad. 580 millones fue el precio de la despedida.

Roman Abramovich y su segunda esposa, Vyacheslavovna Malandina. Roman Abramovich y su segunda esposa, Vyacheslavovna Malandina.

Roman Abramovich y su segunda esposa, Vyacheslavovna Malandina. / Europa Press

Otro magnate ruso al que sus amoríos les ha costado caro es el dueño del Chelsea de Londres, Roman Abramovich. Porque este hombre no ha vivido un divorcio sino tres, aunque el primero, que data de 1989, no le supuso ningún desembolso, pues en ese momento no poseía la gran fortuna que tiene hoy, estimada en más de 8.000 millones. Su segunda esposa, Vyacheslavovna Malandina, le pidió la separación en 2007 y el acuerdo le costó unos 160 millones, aunque medios rusos señalaban entonces que Malandina se habría quedado realmente con más de 1.000 millones en propiedades. Pero no hay dos sin tres y hace tres años Dasha Zukhova le solicitó el divorcio, del que no se han filtrado las cantidades pagadas, pero se estima que la cifra sería todavía mayor.

Harold y Sue Ann Hamm. Harold y Sue Ann Hamm.

Harold y Sue Ann Hamm. / Getty

El caso del magnate petrolero y pionero del shale oil, Harold Hamm, es similar al de Jeff Bezos. Los Arnall, Harold y Sue Ann, tampoco contaban con ningún acuerdo prenupcial. En el caso Hamm el patrimonio ascendía a 15.000 millones de euros. Aún así, sólo le pagó a su esposa 800 millones. El proceso de divorcio comenzó en 2012 y se prolongó dos años y medio. Fue uno de los divorcios más mediáticos que se recuerda en Estados Unidos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios