Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Los verdaderos motivos del 'Megxit'

  • La educación y privacidad de su hijo ha sido decisiva en la decisión de los duques de Sussex de alejarse de la familia real inglesa.

Meghan y Enrique, en una imagen de archivo. Meghan y Enrique, en una imagen de archivo.

Meghan y Enrique, en una imagen de archivo. / Efe

Los duques de Sussex desean criar a su hijo Archie alejado de la realeza y, principalmente, del foco mediático. Ésta es la causa principal que ha motivado que el príncipe Enrique y su esposa hayan dado un paso atrás como miembros de pleno derecho de la familia real británica.

Los duques de Sussex con su hijo Archie en su último viaje oficial, que fue a Sudáfrica. Los duques de Sussex con su hijo Archie en su último viaje oficial, que fue a Sudáfrica.

Los duques de Sussex con su hijo Archie en su último viaje oficial, que fue a Sudáfrica. / Efe

Enrique, Meghan y su hijo Archie se encuentran juntos desde hace días en Vancouver y ya estarían mirando viviendas en una exclusiva zona residencial de la ciudad. Además, ya está sobre la mesa el debate político sobre sus gastos de seguridad en Canadá y ahora se han conocido los planes que tienen para criar a su hijo de ocho meses, que distan mucho del boato, la pompa y el estricto protocolo que siempre ha caracterizado a la realeza inglesa.

Una fuente ha asegurado a TMZ que, aunque la ex actriz de Suits ya estaba cansada de soportar a los medios británicos, su obsesión por preservar la intimidad de su familia se incrementó tras nacer su hijo. Meghan Markle se preparó para la fama mundial cuando aceptó casarse con el príncipe Enrique, pero no estaba lista para soportar la intensa observación a la que sería sometida y el poco control que tendría sobre la prensa.

La pareja quería mantener todo lo relacionado con el pequeño en secreto y esta decisión no agradó mucho a los diarios ingleses, empeñados en publicar fotos del hijo de Enrique como ya lo habían hecho antes con los hijos de los duques de Cambridge. Aunque desde el palacio de Buckingham se les recomendó que fueran más abiertos sobre el crecimiento de su primogénito, ambos rechazaron el consejo.

Foto oficial del bautizo del hijo de Enrique y Meghan. Foto oficial del bautizo del hijo de Enrique y Meghan.

Foto oficial del bautizo del hijo de Enrique y Meghan. / Efe

Los ciudadanos y contribuyentes británicos se creen en el derecho de conocer más sobre la vida de la realeza debido a que ellos mantienen su estilo de vida. Pero Enrique y Meghan, con la decisión sin precedentes en la historia de Inglaterra de dejar de ser miembros senior de la familia real, han preferido renunciar a la financiación de la Corona con tal de mantener su privacidad y, sobre todo, la de su hijo.

Los duques de Sussex parece que no tolerarán más abusos y recientemente advirtieron a la prensa que "tomarán medidas" si compran o difunden unas fotografías en las que se ve a Meghan sonreír mientras pasea a sus perros y lleva a su hijo Archie en Canadá. Una cruzada contra la prensa, fundamentalmente sensacionalista, que también ha sido crucial en el denominado fenómeno Megxit.

Pero, ¿qué ocurrirá con su estatus, con el ducado de Sussex que recibieron de la reina Isabel II tras su boda y con su tratamiento a partir de ahora? Enrique es un príncipe, siempre lo ha sido y siempre lo será. Es más, hay duques que reciben el tratamiento de 'príncipes' en el Reino Unido, así que incluso con ser sólo duque de Sussex le bastaría. Enrique es tan príncipe que hasta podría ser doble príncipe. Tampoco significa lo mismo que aquí –es más un cruce entre 'infante' o 'infanta' y 'grande de España'–. El caso de Meghan es diferente, porque no es princesa desde la cuna. Pero podría recibir el tratamiento de 'princesa Enrique de Sussex'. Su hijo Archie tampoco es un príncipe (sus primos Luis, Jorge y Carlota sí, desde que la reina lo decidiese en 2012), pero es heredero del ducado de Sussex, porque el título es hereditario, también por patente real de 2018. Porque, otra cosa no, pero Isabel II se porta muy bien con sus nietos y bisnietos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios