Charo reina

"Antes que mi familia y mi profesión, no hay nada"

  • La cantante está ilusionada con la inauguración del sevillano Teatro Quintero.

Nacida en el castizo barrio de la Macarena, Charo Reina tuvo claro, desde muy pronto, que lo suyo sería el mundo del espectáculo y, entre la interpretación y la canción, ha ido desarrollando una carrera en la que nunca le ha faltado el trabajo. Emocionada con la inauguración musical, este jueves, del sevillano Teatro Quintero, la artista ha querido confesarse para nuestros lectores en esta sincera entrevista.

-¿Qué estado de ánimo tiene ante esta fecha tan señalada?

-Pues se trata de un día muy importante. Con mi tía Juana -a quien le dedico cada actuación que hago sobre un escenario- ya estrené otro teatro, el Maravillas, pero, esta vez, no la voy a tener a mi vera… Aparte, no canto en mi tierra desde un momento tan trágico como fue el asesinato, a manos de ETA, de Muñoz Cariñanos y su esposa. Sea como sea, es una idea original mía donde doy un repaso a esas melodías que han marcado mi vida y, entre tema y tema, realizo unos pequeños monólogos y recito algunos poemas acompañada sólo de un piano. Ante esto, tengo varios sentimientos encontrados: estoy nerviosa, intranquila… (risas)

-¿Ha preparado un vestuario especial?

-Llevo un traje de "Sevillanía" que, poco a poco, se va transformando. Así, de una falda con corpiño paso a una bata de cola, incorporo un poncho, mantones… Este equipo, Pepe y Jesús, lleva mucho conmigo y me han acompañado en las buenas y en las malas.

-Por cierto, ¿lo de hablar de sus amores en el espectáculo...?

-Bueno, son experiencias que nunca he ocultado. Cuando interpreto Francisco Alegre, por ejemplo, veo la similitud entre la copla y los toros porque yo también tuve un novio torero…

-A los 50, ¿cómo contempla la parcela sentimental?

-Muy bien. Mucho más relajadamente. Hay pasión cuando debe haber… Estoy enamorada, sí, aunque tranquila y sin agobios. Sin correr. Que las cosas vayan surgiendo…

-¿Es Charo Reina una pareja complicada?

-Sí porque, quien me quiera a mí, tiene que saber que, antes que mi familia y mi profesión, no hay nada. En relación a mi trabajo, no "parto peras con nadie". Si me tengo que ir a la "conchinchina", me voy y, aunque eche de menos a mi pareja, estoy en lo que estoy. Me ha costado mucho llegar hasta aquí y no pienso dejarlo cuando me siento a punto de lograr mis metas.

-No ha comentado nada de sus amigos…

-Ellos son esenciales. Al fin y al cabo, la familia es la que te dan pero, a los amigos, los eliges tú y te eligen a ti. Tengo muchos y muy buenos y lo doy todo por ellos si lo necesitan.

-Creo que, además, es muy madraza de sus dos hijos, ¿no?

-(Risas) Estoy muy pendiente de ambos, sinceramente (risas). Arturo, el mayor, ha cumplido los 26 y juega al rugby y Fran tiene 18, estudia derecho y es corneta de la banda de la Macarena… Soy su madre y, ¿qué puedo decirte? (…) ¡Los adoro!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios