Gastronomía Sublimotion, el restaurante a 1.650 euros el cubierto

  • Es el más caro del mundo, se sitúa en Ibiza y su dueño es el chef Paco Roncero.

Sala del restaurante Sublimotion, el más caro del mundo, ubicado en Ibiza. Sala del restaurante Sublimotion, el más caro del mundo, ubicado en Ibiza.

Sala del restaurante Sublimotion, el más caro del mundo, ubicado en Ibiza.

El restaurante Sublimotion de Ibiza, el más caro del mundo con un coste de 1.650 euros por comensal, ha estrenado su sexta temporada, esta vez con el alma femenina de reconocidas chefs. Un año más, como es habitual, el cocinero Paco Roncero, Premio Nacional de Gastronomía 2006, dirige esta experiencia gastronómica junto a Eduardo González, creativo y director de Vega Factory. Les acompañan en esta edición las chefs Elena Arzak (tres estrellas Michelin), Pía León (Mejor Chef Femenina Latinoamericana 2018), Ana Ros (Mejor Chef Femenina del Mundo 2017) y la repostera de Singapur Janice Wong para ofrecer durante dos horas y media un espectáculo que une gastronomía, música y escenarios de lo más variopintos.

Uno de los platos del menú. Uno de los platos del menú.

Uno de los platos del menú.

El restaurante Sublimotion, situado en el Hotel Hard Rock de Ibiza, ha vuelto a abrir sus puertas este verano y, con tal ocasión, ha realizado una presentación a los medios de comunicación. Los doce comensales por servicio se enfrentan a una experiencia gastronómica que combina, gracias a unas gafas de realidad virtual, con las sensaciones de surfear una gran ola, sobrevolar unas magníficas cataratas o contemplar en tres dimensiones una manada de leones o elefantes. El menú ofrece degustar desde una codorniz rellena de foie hasta un "huerto de hortalizas" que incluye tomate, zanahoria, espárrago o judía plana y la tierra sobre la que se plantan, que también es comestible. Todo ello en un espacio convertido por momentos en un salón de cabaret con banda de jazz de fondo y una bailarina que danza en vivo.

A lo largo de la cita gastronómica, la mesa se transforma en un espectáculo de luces y colores y las paredes de la sala se convierten en una zona árida cuando desciende desde el techo la esencia del desierto comestible: cecina de vaca vieja con diferentes toques de encurtidos, acompañados con cactus comestibles.

Paco Roncero, en su restaurante de Ibiza. Paco Roncero, en su restaurante de Ibiza.

Paco Roncero, en su restaurante de Ibiza.

Los clientes que vivan la experiencia tienen tiempo de viajar en una aerolínea cuando la sala se convierte en un avión con destino desconocido con un menú, esta vez de altura, compuesto por una ensalada con crema acevichada y gamba roja, puré de patata cremoso y caviar de aceite. A esto se le suma lenguado en mantequilla negra, mahonesa de mostaza y mango, puré de limón y alcaparra esférica. Durante la velada los comensales también son transportados hasta los infiernos a través de un plato de carne de primera calidad, pasando antes por México, con sus tacos y margaritas.

La experiencia gastronómica finaliza con un lienzo realizado en vivo por los camareros que se convierte, minutos después, en el postre de los comensales. La actriz y modelo ibicenca Ana Vide es la responsable de conducir la velada presentando cada plato con su voz en off.

Roncero también cuenta en este proyecto único con el trabajo del compositor musical español Lucas Vidal (ganador de dos Goyas y un Emmy), responsable de la banda sonora de esta sexta edición. También participan este verano en Sublimotion el ilusionista Jorge Blass, el director de cine Curro Sánchez, el diseñador de moda Roberto Diz y el artesano alicantino Jose Piñero. Finalmente, el equipo de Sublimotion apuesta por la tecnología más puntera para ofrecer a los comensales una experiencia de "realidad híbrida", una fusión de los mundos real y virtual para producir nuevas visualizaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios