Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Lo que la cuarentena separó

  • El estado de alerta ha sorprendido a algunas parejas en diferentes sitios.

  • Como Banderas y su novia, y Anne Igartiburu y su marido, entre otros.

Antonio Banderas y su pareja, Nicole Kimpel, pasan el aislamiento cada uno en un país: él en España, en Málaga, y ella en Suiza. Antonio Banderas y su pareja, Nicole Kimpel, pasan el aislamiento cada uno en un país: él en España, en Málaga, y ella en Suiza.

Antonio Banderas y su pareja, Nicole Kimpel, pasan el aislamiento cada uno en un país: él en España, en Málaga, y ella en Suiza. / Efe

Antonio Banderas se lamenta desde el confinamiento en su casa de Málaga de que el estado de alarma en España sorprendió a su novia, Nicole Kimpel, en Ginebra; de manera que no ha podido regresar a nuestro país todavía y la pareja sobrelleva la cuarentena a distancia. Pero, ¿sería mejor que estuviesen juntos, todo el tiempo viéndose las caras en la misma casa y soportando esta difícil situación que, a buen seguro, hace mella en cualquier relación, sobre todo sentimental? La pregunta está en el aire y no sólo afecta a los famosos.

Ben Affleck y Ana de Armas sí están juntos, aunque puede que esto acabe con su amor antes de tiempo

Por su parte, Ben Affleck y Ana de Armas, la pareja del momento en medio de esta crisis sanitaria, se han dejado ver juntos paseando a sus perros en Los Ángeles, donde sí está permitido hacer breves salidas a pesar del distanciamiento social. A ellos la pandemia les ha pillado juntos, y así han decidido pasarla. Un riesgo cuando uno acaba de comenzar una relación: o su amor dura para siempre, o acaban descubriendo los defectos el uno del otro demasiado pronto y salta todo por los aires.

Miguel Bernardeau y la cantante Aitana. Miguel Bernardeau y la cantante Aitana.

Miguel Bernardeau y la cantante Aitana.

Un día más, o un día menos. Es la cuenta que llevamos todos los españoles –y casi el resto del mundo–, y la que suman sin verse Aitana Ocaña y Miguel Bernardeau. Aunque al principio de la pandemia se habló de que la pareja se había ido a pasar la cuarentena a la casa familiar de él en Ibiza, lo cierto es que cada uno está en la suya. El hijo de Ana Duato ha subido a su perfil varias imágenes en el ascensor bajando la basura, lo que se ha convertido para muchos en el momento más interesante del día. Aitana, por su parte, practica yoga, presume de abdominales y bebe té de jengibre en su apartamento madrileño. Eso sí, ambos comparten likes de sus fotos cotidianas mientras no pueden verse.

Anne Igartiburu y su marido, Pablo Heras-Casado. Anne Igartiburu y su marido, Pablo Heras-Casado.

Anne Igartiburu y su marido, Pablo Heras-Casado. / Efe

La propia Anne Igatiburu ha explicado que está pasando el aislamiento por el coronavirus lejos de su marido, el director de orquesta Pablo Heras-Casado. Éste se marchó a Granada a ver a su familia tras terminar sus funciones en el Teatro Real y, una vez allí y en medio del estado de alerta, se empezó a encontrar mal. Consideró que lo responsable era no moverse. La presentadora de Corazón, por su parte, combina las jornadas didácticas con sus hijos, con la práctica del violonchelo –que había empezado a tocar antes de la pandemia– y charlas como coach a través de las redes, un tema, el del crecimiento personal, que siempre le ha interesado.

Alejandro Sanz y su novia, la artista Rachel Valdés. Alejandro Sanz y su novia, la artista Rachel Valdés.

Alejandro Sanz y su novia, la artista Rachel Valdés. / Instagram

Alejandro Sanz también pasa estos días en soledad en su residencia de Madrid, sin su novia Rachel Valdés. La artista y arquitecta se encontrará posiblemente en Barcelona, cerca de su hijo, mientras que sus hijos están con sus madres: la mayor, Manuela, con Jaidy Mitchell; Dylan y Alma con Raquel Perera, y Alexander con Valeria Rivera.

Froilán, el hijo de la infanta Elena, también está con su familia y sin ver a su novia, Mar Torres. Quizás si fuera de manera distinta, Mar no hubiese sentido la necesidad imperiosa de ir a casa de una amiga en pleno estado de alerta a celebrar un cumpleaños, con la consecuente polémica que este gesto ha generado.

Tamara Gorro y Ezequiel Garay viven bajo el mismo techo pero no pueden ni tocarse debido a que él dio positivo por coronavirus. La realidad de un aislamiento que se vive en otras muchas casas también.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios