Ayudas en la lucha contra el coronavirus A la realeza no se le cae los anillos

  • Felipe VI media para la obtención de material sanitario, Alberto de Mónaco se baja el sueldo y Sofía de Suecia ayuda a los enfermeros.

Los Reyes Felipe y Letizia, el lunes, en su visita al centro de emergencias 112 de la Comunidad de Madrid. Los Reyes Felipe y Letizia, el lunes, en su visita al centro de emergencias 112 de la Comunidad de Madrid.

Los Reyes Felipe y Letizia, el lunes, en su visita al centro de emergencias 112 de la Comunidad de Madrid. / Efe

Las familias reales europeas están arrimando el hombro para ayudar a los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus. Mientras que los miembros de mayor riesgo y mayor edad (como es el caso de Isabel II de Inglaterra y el duque de Edimburgo) se quedan en cuarentena por su seguridad, aquellos que pueden contribuir en algo están cumpliendo su parte, ya sea entregando comidas, donando material sanitario o intercediendo para que llegue lo antes posible,como ha ocurrido con Felipe VI en España.

Los Reyes, en su visita al Ifema. Los Reyes, en su visita al Ifema.

Los Reyes, en su visita al Ifema. / Efe

El Rey mantuvo conversaciones con el empresario chino Jack Ma, fundador de Alibaba, para la donación y envío por su parte de 500.000 mascarillas que llegaron el martes 18 de marzo al aeropuerto de Zaragoza. Además, esta última semana de abril la Casa Real ha acelerado sus compromisos profesionales. El lunes comenzó con una visita sorpresa de los reyes Felipe VI y Doña Letizia al Centro de Emergencias de Madrid –era la primera vez que la Reina salía de casa desde el pasado 11 de marzo– donde, distanciados como medidas de seguridad, con guantes y mascarilla conocieron la central y homenajearon la labor de los distintos servicios de emergencia. "Aquí estamos para haceros este reconocimiento, en nombre de todos los españoles", manifestó el Rey.

Toman la temperatura de Alberto de Mónaco en un centro de salud. Toman la temperatura de Alberto de Mónaco en un centro de salud.

Toman la temperatura de Alberto de Mónaco en un centro de salud. / Efe

Además de teletrabajar desde palacio (también les hemos visto haciéndolo a los reyes de Holanda) y de las consabidas visitas y homenajes, otros miembros de la realeza se han rascado el bolsillo a fin de hacer frente a la situación de emergencia. El primer jefe de Estado en Europa que ha decidido apretarse el cinturón ante la que está cayendo es Alberto de Mónaco. El soberano del Principado ha anunciado un recorte del 40% en el presupuesto de la casa principesca para este 2020. La dotación pasará de los 13,2 millones de euros que recibió de las arcas públicas en 2019 a ocho en el presente ejercicio, un gesto que supone una reducción considerable y que ha sido muy bien acogido por los monegascos.

Sofía de Wessex limpia tras preparar comida a los sanitarios. Sofía de Wessex limpia tras preparar comida a los sanitarios.

Sofía de Wessex limpia tras preparar comida a los sanitarios. / Efe

En Reino Unido, Hugh Grosvenor, séptimo duque de Westminster, padrino del príncipe Jorge y, a sus 30 años, dueño de una fortuna está estimada en más de 19.000 millones de euros, también ha donado 25 millones de libras para la lucha contra el covid-19, cifra que se suma a otros cinco millones que ya había entregado en marzo para el desbordado sistema sanitario público inglés. Antes de que el primer ministro Boris Johnson decretara el confinamiento, los duques de Cambridge visitaron una sala de control de ambulancias para reunirse con el personal que atendía las llamadas. El matrimonio Sussex también ha sido captado repartiendo comidas a contagiados sin recursos en Los Ángeles. La condesa de Wessex, esposa del príncipe Eduardo, por su parte, ha colaborado con Rhubarb, una empresa de catering, para preparar miles de comidas para los sanitarios de los hospitales.

La princesa Sofía de Suecia ayuda en un hospital. La princesa Sofía de Suecia ayuda en un hospital.

La princesa Sofía de Suecia ayuda en un hospital. / Getty

No todos los royals están rompiendo la hucha; algunos, en vez de dinero, han invertido su tiempo en combatir la pandemia. Como la princesa Sofía de Suecia, esposa de Felipe, quien después de completar un curso de capacitación médica de emergencia de tres días, está ayudando a los sanitarios a realizar tareas de apoyo, como desinfectar equipos, limpiar y trabajar en la cocina. Y no le cae los anillos, ni la tiara en su caso, al hacerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios