Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pasarela

Isabel II condecora con guantes para prevenir el coronavirus

  • Por primera vez en décadas la monarca impone honores en Buckingham con las manos cubiertas.

Isabel de Inglaterra, con guantes, en la ceremonia de condecoración de este miércoles en Buckingham. Isabel de Inglaterra, con guantes, en la ceremonia de condecoración de este miércoles en Buckingham.

Isabel de Inglaterra, con guantes, en la ceremonia de condecoración de este miércoles en Buckingham. / Europa Press

Es cierto que en público y desde hace décadas Isabel II siempre se ha caracterizado por un accesorio imprescindible en su vestuario: los guantes. Siempre ha llevado guantes para saludar y estrechar las mano de sus súbditos o incluso en investiduras irrepetibles, como en la que nombró a su hijo príncipe de Gales el año 1969. Pero la diferencia con esta ceremonia es que aquellos eventos se celebraron en el exterior. Por primera vez en muchos años la reina Isabel ha llevado guantes en una ceremonia de interior, una condecoración, y los medios se preguntan: ¿será esta novedad una medida de prevención para evitar el coronavirus?

La reina Isabel, con sus inseparables guantes. La reina Isabel, con sus inseparables guantes.

La reina Isabel, con sus inseparables guantes. / Efe

La reina de Inglaterra impone unas 1.350 condecoraciones al año, como poco. No siempre lo hace ella personalmente; su hija, la princesa Ana, su heredero, Carlos de Inglaterray más recientemente su nieto Guillermo, duque de Cambridge, también se encargan en algunas ocasiones de imponer los honores en su nombre. Pero sí que hay una tradición que, hasta la fecha, nunca se rompía: si la soberana imponía una condecoración, lo hacía con sus manos desnudas. Hasta ahora.

Isabel II saluda sin quitarse los guantes a Harry Billingue. Isabel II saluda sin quitarse los guantes a Harry Billingue.

Isabel II saluda sin quitarse los guantes a Harry Billingue. / Europa Press

A esta novedad monárquica enguantada se le podrían achacar varios factores; uno de ellos las recomendaciones de salud bajo las que se encuentra actualmente el Reino Unido, que impulsan a mantener el más mínimo contacto directo posible con desconocidos. De ahí que este miércoles el veterano el Desembarco de Normandía, Harry Billinge, de 94 años, haya recibido su Insignia de Miembro de la Orden del Imperio Británico (condecoración que comparte con Paul McCartney o Ringo Starr), por primera vez de las manos cubiertas de la monarca. Y eso que este ilustre militar atesora más medallas y condecoraciones de las que caben en la pechera de una chaqueta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios