Málaga

Adelanto de Semana Santa en Ronda

  • El Vía Crucis permitió a los titulares de muchas cofradías recorrer rincones inéditos del casco histórico Las hermandades tiraron de imaginación para recrear la estación penitencial

Máscaras, coplas e imágenes más propias de Semana Santa en las calles de Ronda. Era la carta de bienvenida que ayer ofrecía Ronda durante el Día de Andalucía, que fue la fecha elegida para celebra un Vía Crucis que contó con la participación de todas las cofradías rondeñas. La imagen de sorpresa entre los visitantes era mayúscula al encontrarse todo el casco histórico de la ciudad con la presencia de cristos y vírgenes que representan las diferentes advocaciones durante la Pasión rondeña. Además, las distintas hermandades tiraron de imaginación para recrear la estación penitencial que corresponde a cada uno de sus titulares, y que fueron recorridas durante la noche por cientos de visitantes.

No obstante, la organización del evento comenzaba mucho antes, en la noche del pasado jueves, cuando se iniciaban los traslados desde las diferentes sedes canónicas de las cofradías para desplazarse hasta los puntos designados para cada una de ellas. Las puertas de las iglesias se abrían y las cruces guía salían a la calle a la hora fijada por la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Ronda, que era la organizadora del evento.

Durante toda la jornada se fueron incorporando imágenes a los puntos de cada una de las estaciones, que culminó a las 19:00 con el inicio del Vía Crucis que iba recorriendo las estrechas e históricas calles rondeñas. Un acto inédito que partía desde la plaza Duquesa de Parcent y que finalizada en la iglesia del Socorro, en pleno centro de la Ciudad del Tajo.

Esta actividad permitió ver imágenes que únicamente existían en los archivos fotográficos de algunas hermandades, mientras la instantánea en las plazas y calles era inédita en muchos casos. "Es precioso, qué bonito", exclamaba una de las turistas que observaba la imagen del Cristo de la Sangre ayer por la mañana. En sus caso, situado en el templete de Blas Infante, tenía a sus espaldas el Tajo de Ronda y el paisaje de la Serranía de Ronda como telón de fondo. Una imagen parecida ofrecía el Cristo de los Remedios desde la Alameda del Tajo.

Además, también se pudo ver a las imágenes en entornos muy diferentes a los habituales de sus recorridos procesionales, ya que muchos de ellos no se adentran en el casco antiguo, como es el caso del Huerto, Padre Jesús o la Columna, que no cruzan en cortado rondeño en Semana Santa.

Cofrades y visitantes reconocían la espectacularidad de la actividad, mientras destacaban el sentir religioso de la misma, que era la base de su organización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios