Málaga

Arquitectos con firma, entre la necesidad y la oportunidad

Comentarios 3

La provincia que durante casi una década rebosó de ladrillo, adornó sus tierras de hormigón y transformó su paisaje con miles de millones de euros en inversión se queda estrecha en el escenario presente. Ni siquiera las fronteras de la piel de toro es capaz de retener hoy a los profesionales que antaño no eran capaces de retener en sus manos las decenas de proyectos que, ya llevasen la firma de los actores privados o de los poderes públicos, llegaban a sus mesas. No hace mucho ésta era la realidad con la que convivían los más reconocidos urbanistas malagueños, esos cuyos nombres solían aparecer al final de cada intervención reconocible. Pero ese tiempo pasó.

José Seguí, Ángel Asenjo, Salvador Moreno Peralta, Luis Machuca, Javier Higueras... Entre otros muchos, pisan ya el mismo suelo de aquellos otros que, ante las necesidades de un mercado ausente, miran más allá de las fronteras siempre difusas del territorio nacional. Lo hacen con la mirada puesta en las oportunidades que surgen aún en territorios que parecen, sólo parecen, capear mejor la tempestad que azota el continente europeo. Suramérica, como ocurriera en los tiempos de los grandes descubridores, se asoma como tierra emergente; Rusia, donde el dinero procedente del gas y el petróleo sigue moviéndose; los emiratos árabes, Asia...

Uno de los casos más relevantes y más próximo en el tiempo es que el une en alianza a tres de los nombres más reconocidos en el ámbito de la arquitectura y la ingeniería de la provincia: Ángel Asenjo, Salvador Moreno Peralta y José Alba, este último ingeniero y responsable de la empresa Urbaconsult. Estos tres profesionales trabajan desde hace semanas en la búsqueda de una nueva realidad profesional en el cono sur del continente americano. Perú y Colombia parecen ser las plazas a descubrir, tal y como reconoció a este periódico Asenjo.

"Iremos la semana que viene a Colombia", añade el urbanista. Para el autor, entre otros, del diseño del Palacio de Ferias y Congresos de Málaga capital, "trabajar fuera debe ser una forma habitual" y una obligación que todo estudio de arquitectura de cierto nivel debe explorar en forma de internacionalización. Pero lo que tiene claro es que el salto viene motivado por la "la falta de proyectos en España". ¿Por qué Suramérica? "Ahora mismo las economías más emergentes son las latinoamericanas, caso de Colombia, Perú y Chile. Tenemos que entrar en ese mundo globalizado; hacer lo que antes han hecho los ingleses y franceses", añade.

Su estudio da en este momento trabajo para una veintena de personas, cuando un año atrás eran sesenta los vinculados al mismo, una cifra motivada por el encargo de un proyecto para la construcción de una universidad en Nigeria. "Ahora mismo el trabajo que tenemos en Málaga sería para tres arquitectos", apostilla. Es decir, que mirar afuera es una necesidad.

Otro ejemplo de esa externalización de la que habla Asenjo es el concurso que ganó su estudio en la capital petrolera y económica de Nigeria, Port Harcourt. Es en este punto del continente africano donde Asenjo da forma desde hace más de un año a un nuevo campus universitario, en el que las cifras dan seña de su envergadura: 50.000 estudiantes, de los que la inmensa mayoría residirá en su recinto cerrado, con 90 edificios entre facultades, bibliotecas, viviendas para alumnos y profesores; un centro comercial; una iglesia; colegios para los niños. Todo ello valorado en cientos de millones de euros.

Más experiencia en el espacio internacional atesoran Javier Higueras, al frente del estudio HCP, especialmente en los países árabes, y José Seguí, que tras haber permanecido durante más de una década en Marruecos con proyectos residenciales, fundamentalmente, cuenta desde hace ahora casi con sede propia de su estudio en Perú. "Pensamos que era el momento de situarnos físicamente allí, con gente nuestra y ahí nos vamos a quedar", afirma convencido de las oportunidades que representa el triángulo integrado por Colombia-Perú-Chile. "Son lugares muy atractivos porque son espacios con una cultura parecida a la nuestra; con una situación buena desde el punto de vista jurídico y países más serios que los del Caribe", explica.

La labor de su estudio peruano está vinculada a la vivienda social. "Hemos importado el modelo que ya implantamos en Brasil, en la etapa de Lula da Silva, que consiste en desarrollar un sistema constructivo prefabricado", añade. Este dispositivo garantiza la ejecución de promociones sociales con altas calidades y bajos costos. Al tiempo, incorporan sistemas que favorecen la climatización natural de la vivienda y garantiza la sostenibilidad energética de la misma.

El de Higueras es, posiblemente, el apellido más internacional de cuantos hay en la arquitectura malagueña. El estudio HCP tiene sedes actualmente en Málaga, Madrid, Manama (Bahrein), Natal (Brasil) y Lagos (Nigeria), en una apuesta por la internacionalización que se remonta a 2004. El año pasado, este despacho fue elegido por el Gobierno ruso para la ordenación de una nueva ciudad que contará con más de 10.000 viviendas y que se espera suponga una inversión superior a los 2.000 millones de euros. El nuevo asentamiento, que dará cabida a una población de al menos 40.000 habitantes, se situará en las proximidades de la urbe Nihzni Nóvgorod, sobre un espacio de más de 800 hectáreas.

Otros proyectos a los que está vinculado son el Dunas Beach Resort en Isla de Sal, en Cabo Verde; una nueva ciudad a las afueras de la localidad ecuatoriana Guayaquil, denominada Duran, varias obras de equipamiento y viviendas en Bahrein, un centro comercial y de ocio en El Cairo (Egipto), que incluye la rehabilitación del antiguo puente de Abul Ela sobre el Nilo. HCP cuenta con obras ejecutadas o propuestas presentadas en 43 países del mundo. Dentro de su apuesta por la internacionalización, HCP logró su primer proyecto en 2004 en Brasil, con la redacción de un másterplan para la ciudad de Natal.

La Rusia ya explorada por Higueras y sus colaboradores también lo ha sido por Luis Machuca, uno de los profesionales más reconocidos en Málaga. El arquitecto de la sede de la Diputación provincial consiguió el pasado año dos encargos en Rusia, uno de ellos para la construcción de un hipódromo en Moscú y, el otro, para la ejecución de un estadio de fútbol en Samaras, en el marco del Mundial de Fútbol que Rusia organizará en 2018. Aunque poco o nada sabe de ellos en este momento.

"Lo estamos intentando fuera de España porque aquí todo está parado; la inversión está parada y no hay más remedio que ensanchar un poco", explica Machuca. "Siempre me ha gustado trabajar donde pueda controlar muy bien las cosas, pero ante la situación que hay no hay más remedio que dar el salto, sobre todo porque tengo gente joven que necesita abrirse al mundo", insiste.

No obstante, Machuca trata de diluir los tópicos que surgen cuando se habla de trabajar en el exterior. "Es muy difícil; no se llega a un sitio como si te estuviesen esperando, hay que abrir campo y a lo mejor hasta unos años después no sale ningún fruto", añade. "Parece que somos unos triunfadores que vamos comiéndonos el mundo, pero en absoluto, porque en muchos casos vamos a competir con las grandes marcas de la arquitectura", sentencia.

Sea como fuere, lo ocurrido en estos meses con Asenjo, Moreno Peralta, Alba, Machuca, Seguí es muestra más que suficiente para confirmar lo que ya todos saben, la crisis obliga a todos a amoldarse a un nuevo modelo, a un nuevo sistema en el que, no queda más remedio, que redescubrir los territorios y adentrarse en la búsqueda de nuevas oportunidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios