Málaga

El Ayuntamiento de Málaga aprueba su plan económico-financiero para 2020 y 2021

  • Carlos Conde afirma que el Consistorio puede atender gastos extraordinarios para combatir la crisis

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga. Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga.

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado el Plan Económico-Financiero (PEF) 2020-2021, procedimiento que es de obligatoria tramitación de acuerdo a la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera que establece que, en caso de incumplimiento de alguno de los parámetros fiscales -en este caso, únicamente la regla de gasto- se formule una hoja de ruta que permita en el año en curso y en el siguiente la corrección de este índice.

Este plan, que cuenta con informe favorable de la Intervención Municipal, se solventa con las previsiones presupuestarias para 2020 y 2021 establecidas en el mismo, sin necesidad de adoptar ninguna medida adicional. Tras su aprobación en la junta de gobierno local, se elevará a Pleno y se remitirá a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Hacienda.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, recoge las proyecciones y escenarios presupuestarios para dicho período, ratificando que no se va a superar la regla de gasto y que se continuarán cumpliendo como hasta ahora los parámetros de estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera.

El concejal de Economía y Hacienda, Carlos Conde, ha apuntado que gracias a la gestión económica rigurosa y de contención desarrollada desde el inicio de la pandemia y a los ahorros generados por el holding municipal, el Ayuntamiento de Málaga “puede seguir atendiendo gastos extraordinarios para hacer frente a la crisis, cubrir déficits y continuar impulsando medidas que contribuyan a la recuperación económica y social”.

Conde ha incidido en que esta exigencia formal a la que obliga la ley no es un plan de ajuste y no tendrá repercusión en la ciudadanía ni en los servicios que se prestan; y ha recalcado “la complejidad de su elaboración en un escenario de incertidumbre”. Así, ha recordado que se está a la espera de que el Gobierno Central tramite el anunciado decreto para dar facilidades a las administraciones locales que las eximiría del cumplimiento de estas reglas fiscales para 2020 y 2021 (estabilidad, techo de gasto y deuda).

De hecho, ha continuado, en caso de que el Gobierno modificase de algún modo la legislación relativa a la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera, tal y como ha anunciado, debería considerarse la aplicación del Plan Económico-Financiero de forma flexible.

El Ayuntamiento, tal y como recoge el informe de Intervención General según la liquidación 2019, cumple todos los parámetros de estabilidad presupuestaria, deuda pública y plazo de pago a proveedores, excepto el indicador de regla de gasto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios