Málaga

El Ayuntamiento de Málaga avanza en la segunda fase de la rehabilitación del Convento de San Andrés

  • La labor arqueológica saca a la luz un antiguo aljibe que podrá verse a través de un cristal

Visita a las obras de rehabilitación del Convento de San Andrés, en Málaga. Visita a las obras de rehabilitación del Convento de San Andrés, en Málaga.

Visita a las obras de rehabilitación del Convento de San Andrés, en Málaga. / M. H.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado por los concejales de Vivienda y Cultura, Francisco Pomares y Noelia Losada, respectivamente, visitó esta semana las obras de rehabilitación de la segunda fase del convento de San Andrés, que avanza con el inicio del refuerzo de muros y forjados. Este convento es un equipamiento del siglo XVI que representa uno de los recintos carmelitas más importantes del país.

El conjunto de la edificación, compuesto por la Iglesia del Carmen y el Convento de San Andrés, se sitúa en un extremo del lado sur del barrio del Perchel y tiene un gran valor histórico y cultural, por lo que fue inscrito con carácter específico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la categoría de Monumento (BIC). Los responsables municipales destacaron que el Consistorio “ha hecho una importante apuesta por recuperar este enclave del patrimonio de nuestra ciudad, para convertirlo en un equipamiento de uso ciudadano y cultural, y destinado a acciones sociales”.

Esta segunda fase tiene un presupuesto de más de 2,8 millones de euros, que unido a la primera ya realizada, elevará a cerca de 4 millones la inversión destinada a recuperar este emblemático espacio. Parte de la financiación es aportada por el Ministerio de Fomento (1,5 por ciento Cultural).

En la primera fase, finalizada a mediados de 2018, se recuperó el Refectorium del antiguo convento de San Andrés, donde estuvo encarcelado el General Torrijos, espacio que se ha destinado a un espacio expositivo y administración del Centro de Interpretación Histórica. Otro edificio del convento se destinó a la Fundación Carnaval de Málaga.

En la segunda fase, iniciada en agosto de 2019, el Consistorio trabaja en la recuperación del resto del conjunto histórico del edificio, así como del patio del inmueble, lo que supone una superficie de 2.575,60 metros cuadrados, según precisaron desde el Consistorio. Hasta el momento los trabajos se han centrado en la excavación arqueológica, mediante la que se han descubierto diversas pinturas murales figurativas, destacando un escudo Carmelo y motivos florales.

Se han levantado hasta tres pavimentos diferentes de canto rodado y ladrillo, bajo los cuales se ha hallado un aljibe en perfecto estado de conservación que se podrá observar gracias a la colocación de un suelo transparente. Una vez documentados todos los hallazgos, se prevé realizar el refuerzo de los muros en planta baja y los forjados de la planta primera, cuya obra está adjudicada a OHL y Hermanos Campano, que tienen previsto finalizarla en junio de 2021.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios