Municipal

El Bando de Navidad del alcalde de Málaga prohíbe beber fuera de las terrazas

  • El documento alerta también de que no se permitirán concentraciones de personas "que pongan en peligro la pacífica convivencia"

Una de las actividades organizadas en Navidad. Una de las actividades organizadas en Navidad.

Una de las actividades organizadas en Navidad. / Javier Albiñana

El bando municipal mediante el que el Ayuntamiento de Málaga pretende ordenar el desarrollo de las ya cercanas fiestas navideñas introduce dos artículos de nuevo cuño respecto a los documentos oficiales de ejercicios anteriores. De manera precisa, el alcalde, Francisco de la Torre, que estampa su firma, recuerda "la prohibición de consumir bebidas alcohólicas en los espacios públicos, excepto en los destinados a las terrazas y veladores de establecimientos públicos que cuenten con la preceptiva licencia municipal".

Y va más allá al señalar que la citada prohibición pesa igualmente sobre "la permanencia y concentración de personas que se encuentren consumiendo bebidas o realizando otras actividades que pongan en peligro la pacífica convivencia ciudadana fuera de las zonas autorizadas".

Por vez primera aparece negro sobre blanco esta alusión directa en un documento de esta naturaleza. De hecho, el repaso a los bandos navideños de 2016 y 2017 permite confirmar cómo en los mismos se omitía una advertencia tan concreta como la que ahora se realiza. Tampoco en los bandos de Semana Santa o Feria se hace mención alguna a esta prohibición.

Pero no es la única novedad que se aprecia. Porque De la Torre también subraya la imposibilidad de "realizar actividades como cantar, proferir gritos, hacer funcionar aparatos de radio, televisores, instrumentos o equipos musicales, mensajes publicitarios, altavoces independientes o dentro de vehículos..." en la vía pública y otras zonas de concurrencia pública. En este sentido, alude a la Policía Local podrá determinar la paralización inmediata de dicha actividad, llegando a intervenir los instrumentos musicales o cualquier objeto como medida cautelar.

El bando también recuerda la prohibición de la venta ambulante de productos pirotécnicos y su uso en la vía pública. Incide en que la venta de estos artículos en establecimientos o casetas debe tener la autorización de la Subdelegación del Gobierno. Y se pone coto a la compra y uso de petardos y otros artificios pirotécnicos por menores de 12 años.

El texto normativo amplía la prohibición al uso de material pirotécnico en la vía pública, a excepción de que se haga en zonas no residenciales o aisladas del centro de la ciudad y de todos sus barrios y, en todo caso, a más de 300 metros de cualquier edificación o arboleda. El alcalde recuerda como medida preventiva, la adquisición o adopción de animales en estas fechas siempre ha de hacerse en términos de responsabilidad, "evitando que se produzcan situaciones de abandono o desatención".

El bando municipal recuerda a los organizadores de actividades recreativas y eventos de carácter multitudinario, como cotillones, conciertos y fiestas juveniles, la necesidad de que en los mismos se cumplan "todos los requisitos reglamentarios y se obtengan las preceptivas autorizaciones administrativas con antelación suficiente" a su celebración.

Y a la ciudadanía se le pide que se informe previamente de si las fiestas y cotillones de carácter ocasional o extraordinario a las que pretenden asistir cuentan con la preceptiva autorización municipal; además de instar a los organizadores a que ofrezcan toda la información y publicidad necesarias y las condiciones del evento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios