Málaga

El decano de Bellas Artes lamenta que los museos descuiden a artistas locales

  • Salvador Haro señala la apuesta por el "arte de marca" sin estrategia para los creadores de Málaga

El decano de la Facultad de Bellas Artes, Salvador Haro, en el patio con pérgola que se empezará a reformar en breve. El decano de la Facultad de Bellas Artes, Salvador Haro, en el patio con pérgola que se empezará a reformar en breve.

El decano de la Facultad de Bellas Artes, Salvador Haro, en el patio con pérgola que se empezará a reformar en breve. / FOTOGRAFÍAS: JAVIER ALBIÑANA

El decano de la Facultad de Bellas Artes, Salvador Haro, lamenta que la estrategia museística que ha desplegado la ciudad de Málaga haya descuidado a los artistas y, de modo muy específico, a aquellos que se forman en este centro de la Universidad de Málaga. Afirma que se ha hecho una apuesta por el "arte de marca", que destaca los nombres de referencia y de peso internacional, "pero no se ha tenido en cuenta el arte de base" local.

Subraya que faltan becas y programas que alienten el trabajo de los que empiezan, de modo que se genere un cierto "entramado"que permita desarrollar a los creadores noveles desarrollar su carrera. Ante ese panorama los titulados que deciden dedicarse a la actividad artística "emigran". "¿Qué otra cosa pueden hacer?". "El que quiere una oportunidad tiene que salir", asegura.

El centro tiene en marcha un plan de mejoras valoradoen 250.000 euros

Aunque admite excepciones de titulados que han decidido establecerse en Málaga y "están funcionando bien", el panorama local es muy limitado. "Solo hay dos galerías de arte: JM e Isabel Hurley. Necesitamos tejido comercial".

Salvador Haro rememora una anécdota ocurrida en la inauguración del Museo de Málaga para poner de relieve el olvido que sufren los artistas locales: "La presidenta andaluza expresó su agradecimiento a todos los colectivos, aludió a las organizaciones sociales, a los arquitectos, a todos, pero no tuvo ni una palabra para los artistas". Aunque la obra de esta pinacoteca es fundamentalmente de generaciones anteriores "allí había algunos artistas, pero se olvidaron de ellos".

Ninguno de los museos de la ciudad, con la única salvedad de una iniciativa en el Thyssen, tiene programas o becas dirigidas a los creadores locales. Para el decano de Bellas Artes sería imprescindible articular un plan estratégico con las diferentes pinacotecas enfocado a los alumnos y artistas jóvenes. Desde este punto de vista "los museos revierten poco", confiesa . Más allá de este handicap Salvador Haro también reconoce que las pinacotecas suponen una oportunidad para la facultad y su alumnado. Ofrece a los estudiantes la posibilidad de acudir a exposiciones "de calado que no podrían ver si estudiaran en muchos otros centros del país".

La Facultad de Bellas Artes tiene en la actualidad en torno a 400 estudiantes de grado y máster, una cifra que para el decano del centro representa una oportunidad. "Esa es nuestra fortaleza", dice. Esta dimensión permite "trabajar más coordinados" y dispensar a los alumnos un trato personalizado. Además, tienen a su disposición espacio suficiente como para, por ejemplo, facilitar un estudio individual a los alumnos de máster. "Es un lujo por todo esto y también porque estamos en el centro de la ciudad", subraya el director.

Bellas Artes cuenta desde hace ocho años con sede propia en el Campus de El Ejido, en las instalaciones de la que fue en el pasado la Escuela de Industriales, un edificio generoso en espacio al que Bellas Artes ya le ha inoculado su impronta, pero todavía visiblemente necesitado de mejoras.

La Universidad de Málaga tiene programado en su plan plurianual de inversiones 250.000 euros para acometer reformas y mejoras en la sede Bellas Artes. Una de las primeras actuaciones consiste en retirar la pérgola que une los dos edificios de la facultad y construir en su lugar una cubierta transitable, de modo que en la parte inferior quede un espacio "ajardinado y humanizado", de uso lúdico y docente que permita, por ejemplo, organizar acciones artísticas que se puedan ver desde la zona superior. Entre las prioridades también figura la instalación de un ascensor para facilitar el acceso de las personas con problemas de movilidad a las plantas superiores.

Además, un segundo patio del centro se rehabilitará y acondicionará para uso docente para, por ejemplo, trabajos con escayola o que requieran el uso de disolventes y, por tanto, no se pueden realizar en el interior. También figura en el programa de reformas completar la climatización, mejorar la red wifi e informatizar las aulas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios