Málaga

Bendodo dice en Málaga que espera pasar de la desescalada a la vacunación masiva para evitar la cuarta ola

Una mujer pasea junto a un comercio este viernes en Ronda Una mujer pasea junto a un comercio este viernes en Ronda

Una mujer pasea junto a un comercio este viernes en Ronda / Javier Flores

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, espera que se pueda pasar "de la desescalada a la vacunación masiva", con el fin de evitar la cuarta ola del coronavirus, para lo que, ha dicho, "hace falta que el Gobierno de España nos siga mandando las vacunas multiplicadas por las que manda ahora; nos hacen falta muchas más".

En una visita a las instalaciones de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Málaga, Bendodo ha asegurado que Andalucía "está preparada para poner 500.000 vacunas semanales" y cuenta también con el plan 24/7, incidiendo en que el objetivo es que "el final de la desescalada coincida con la campaña de vacunación masiva, para que no tengamos una cuarta ola".

Al respecto, ha señalado que "si el Gobierno de España quiere cumplir con la palabra dada de que para este verano esté inmunizado el 70 por ciento de la población hace falta que multiplique la llegada de vacunas las próximas semanas", señalando que dentro de la campaña diseñada por la Junta de Andalucía en cada provincia habrá un gran centro de vacunación y se hablará con las universidades públicas para usar espacios.

"El objetivo es salvar vidas y en eso está este Gobierno andaluz", ha indicado Bendodo, apuntando que "mientras no tengamos las vacunas necesarias tenemos que arrinconar al virus con el aislamiento, con la movilidad, las medidas de autoprotección y la distancia social".

Ha instado de nuevo a ser "prudentes" en esta desescalada de la tercera ola porque la situación "sigue siendo preocupante" y los datos "no nos invitan a relajarnos", aunque sí ha indicado que "estamos consiguiendo doblegarla". En este sentido, ha apuntado que este viernes hay 2.746 andaluces ingresados en los hospitales, de los que 626 están en las UCI.

Unas cifras, ha dicho, "muy altas, pero que no tiene nada que ver con hace unas semanas cuando había cerca de 5.000 ingresos hospitalarios y más de 700 andaluces en UCI". Y también ha destacado que la incidencia acumulada en los últimos 14 días haya bajado de cerca de 1.000 a los 375 de este viernes.

Hay 2.746 andaluces ingresados en los hospitales, de los que 626 están en las UCI

"Es una desescalada, como dice el consejero de Salud, a plomo, muy pronunciada, pero por tanto tenemos más riesgo de que podamos tropezar", ha insistido el consejero de Presidencia, quien ha reiterado que "hay que ser muy responsables, estar muy pendientes y cumplir las normas".

Además, ha dicho que en Andalucía "no estamos en condiciones todavía de abrir la movilidad entre provincias, ojalá" y ha hecho hincapié en que esta ola es "más letal que las anteriores", apuntando que "1.500 andaluces han muerto en febrero", por lo que ha reiterado que "no es ningún motivo para decir que esto está terminado, todo lo contrario".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios