Desescalada

La Biblioteca General de la UMA abre sus puertas para recibir de nuevo a los estudiantes

  • La primera mañana ha sido tranquila y no se han llenado los 164 puestos disponibles

  • Este miércoles abren el resto de bibliotecas universitarias salvo las de Humanidades y Bellas Artes

Estudiantes este martes en el primer día de apertura de la Biblioteca General. Estudiantes este martes en el primer día de apertura de la Biblioteca General.

Estudiantes este martes en el primer día de apertura de la Biblioteca General. / Javier Albiñana (Málaga)

Después de más de cien días de cierre, de mesas vacías y ausencia de actividad tocaba abrir las puertas de nuevo. La Biblioteca General de la Universidad de Málaga ha sido la primera de la red universitaria en recibir a los estudiantes. Este miércoles lo harán todas las demás, salvo las de Humanidades y Bellas Artes. La mañana ha sido tranquila y no se han llenado los 164 puestos disponibles, pero ha supuesto el comienzo de la nueva normalidad. 

Miguel Carrillo está terminando Ingeniería de Organización Industrial  y presenta el TFG la próxima semana. Tiene que trabajar en su presentación y se concentra mucho mejor en la biblioteca que en casa. En cuanto se enteró por las redes sociales de la UMA de la noticia avisó a su amigo Borja Fernández, que estudia el Máster de Profesorado, para quedar. 

"Normalmente vamos a la biblioteca de Telecomunicaciones, porque es más grande y está bastante tranquila, pero como no ha abierto hemos venido a esta", explica Miguel. "En mi casa hay muchas más distracciones, aquí nos concentramos mucho más, ya que vienes y ves a todo el mundo igual no te queda más remedio", dice. 

En la puerta ambos se inscriben en una web para poder acceder a un puesto. Como es el primer día y aún se está "corriendo la voz" no van a tener problemas. Pero normalmente tendrán que reservar su sitio con un día de antelación. Una vez dentro, en el suelo están pintados itinerarios de entrada y salida, por los pasillos y entre las mesas hay que caminar con mascarilla y sentados estarán a 1,5 metros de separación como mínimo. 

"En mi casa hay muchas más distracciones, aquí nos concentramos mucho más"

Laura Pequero ha acabado la carrera de Medicina y empieza ahora con el MIR. En su profesión nunca se para de estudiar. "Normalmente estudio en la de Bellas Artes, en El Ejido, porque me pilla cerca de casa y es muy tranquila, pero como no abre he venido a esta", dice y asegura que "hay menos distracciones y también influye la presión de grupo, hacemos grupos de biblioteca y así nos motivamos". 

Las estanterías están precintadas y los libros deben pedirse en el mostrador. Las estanterías están precintadas y los libros deben pedirse en el mostrador.

Las estanterías están precintadas y los libros deben pedirse en el mostrador. / Javier Albiñana (Málaga)

"Hay que confiar en los profesionales, si abren este tipo de centros es porque se puede, lo que hay es que respetar las normas", indica la estudiante de Medicina. Carmen García, que cursa el grado en Administración y Dirección de Empresas, se examina el próximo lunes de la última asignatura de la carrera, Recursos Humanos, y ha querido aprovechar la biblioteca desde su apertura. 

"También influye la presión de grupo, solemos hacer grupos de biblioteca para motivarnos"

"En cuanto supe que abría hice la reserva, me he pasado toda la carrera estudiando en las bibliotecas, principalmente la de Económicas, me concentro más, en casa hay muchas más distracciones, hago más paradas", sostiene. "Durante el confinamiento no ha habido más remedio que quedarse en casa, pero hemos tenido que hacer mucha tarea, no ha sido tanto de sentarse a estudiar con el libro", añade. 

La separación entre estudiantes, al menos 1,5 metros. La separación entre estudiantes, al menos 1,5 metros.

La separación entre estudiantes, al menos 1,5 metros. / Javier Albiñana (Málaga)

La reserva del puesto ha sido sencilla, comenta Carmen. "En el enlace metes tu clave de la UMA y se accede muy rápido, y está tranquila dentro para lo que suele ser, hay mucha gente que ha terminado ya los exámenes y tampoco pueden venir de fuera de la comunidad universitaria", indica. 

"Se está muy tranquilo, hay mucha gente que ya ha terminado los exámenes y tampoco pueden venir de fuera de la comunidad universitaria"

A la hora del desayuno, Margarita Ruiz aprovecha para hablar con sus antiguos compañeros de Ingeniería de Organización Industrial, Antonino Carrillo y Gonzalo Fernández. Los tres han continuado su formación después de graduarse en la UMA. Margarita cursa Arquitectura, Antonino emprendió la carrera militar y Gonzalo estudia para piloto comercial

Vista de la sala de estudios de la Biblioteca General este martes. Vista de la sala de estudios de la Biblioteca General este martes.

Vista de la sala de estudios de la Biblioteca General este martes. / Javier Albiñana (Málaga)

"En nuestra casa no nos estaba cundiendo nada, aquí te esfuerzas más", dice Margarita que aún tiene que hacer dos exámenes para terminar el curso. "Está bastante vacía dentro, las mesas separadas, se está bien", considera. Gonzalo comenta que en la entrada "dices tu nombre, comprueban tu reserva, se asignan un sitio y te acompañan". 

La quietud invade la sala de estudio, que ha sido la única estancia ocupada en la primera mañana. Estudiantes con sus portátiles, con sus cascos y apuntes retoman una práctica que tuvieron que dejar aparcada a mitad de marzo. Eso sí, con un horario reducido de 9:00 a 14:00. Mañana más. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios