Málaga

Bomberos trasladan a un hombre de unos 300 kilos para operarse

  • Llevaba una semana postrado en su cama y ayer intervino un equipo de 10 personas para desplazarle a la ambulancia

Bomberos trasladan hasta la ambulancia a Juan José para llevarlo al Hospital Clínico. Bomberos trasladan hasta la ambulancia a Juan José para llevarlo al Hospital Clínico.

Bomberos trasladan hasta la ambulancia a Juan José para llevarlo al Hospital Clínico. / javier albiñana

"Los bomberos están entrando y me van a llevar al hospital para operarme". Juan José, vecino de calle La Unión, tiene 52 años, pesa unos 300 kilos y su vida puede dar un giro de 180 grados. Después de una semana postrado en la cama -y en la misma postura- ayer ingresó en el Hospital Clínico de Málaga, donde será sometido a dos intervenciones quirúrgicas para achicar su estómago.

Su día a día, en palabras de una de sus hermanas, se había convertido casi en un infierno. Aunque hasta hacía muy poco se valía por sí mismo, su salud empeoró progresivamente. El peso que ya había alcanzado imposibilitaba a sus familiares ayudarle con tareas tan básicas como el baño. "No podíamos ni lavarle. Hasta hace 15 días él se levantaba, pero con mucho trabajo. Ya le daba yo de comer. Los bomberos le han ayudado muchas veces cuando se ha caído, pero no podían ir a diario. En el hospital es donde mejor está", afirmó. La mujer señala que su hermano se negaba a operarse y ha sido ahora cuando "se ha visto con la soga al cuello". Llevaba más de 6 años sin salir y compraba por internet todo lo que necesitaba.

El Ayuntamiento, según la directora de Derechos Sociales, Ruth Sarabia, conoce el caso de Juan José, que el año pasado solicitó la ley de dependencia, aunque sus circunstancias, apuntó, entonces no eran tan graves. Tiene un grado dos de dependencia. Una trabajadora acudía a su domicilio dos horas al día para ayudarle y, en distintas ocasiones, la unidad de emergencia social. "Fuimos en más de una decena de ocasiones a su domicilio y, la semana pasada, de oficio pedimos una revisión del grado dado", indicó Sarabia.

Asimismo, los responsables del área han planteado la posibilidad de ofrecerle una cama doble y reforzada, además de una grúa con polea para facilitar a los familiares su movilidad. "Cuando la semana pasada vimos su agravamiento, contactamos con la trabajadora social que hace de enlace del hospital para advertirle que se trataba de una urgencia y que vieran si se le podía hacer un hueco", agregó la portavoz de Derechos Sociales. Ayer, tras hacer pública su enfermedad a la cadena Ser, a la que Juan José reconoció la "ansiedad" que le generaba la "desesperación por no encontrar trabajo", un equipo de 10 personas se trasladó hasta la vivienda de Juan José para trasladarle hasta el Clínico. Bomberos destacaron la dificultad que entrañó el simple hecho de sacarle de su habitación, Fue atendido por la Unidad Médica de Bomberos (UMSI) y, una vez en la calle, lo llevaron, bajando por el ascensor, hasta una ambulancia de traslados con una camilla especial para personas con obesidad mórbida. La odisea, según Bomberos, continuó en el vehículo, dado que la camilla mecanizada está preparada para 250 kilos y el hombre supera los 300. Al saltar los fusibles del aparato hubo que rearmarla en distintas ocasiones.

En las próximas semanas los médicos le practicarán una reducción de estómago, aunque antes deberá adelgazar, especificó su hermana. Tendrá que someterse a dos intervenciones, matizó, para evitar más riesgos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios