Málaga

Cae una red que distribuía droga en vehículos robados

  • Transportaba la sustancia en caravana con automóvilesde alta gama

Operación policial para desmantelar la organización criminal. Operación policial para desmantelar la organización criminal.

Operación policial para desmantelar la organización criminal. / imagen cedida por la policía nacional

La Policía Nacional ha desarticulado un grupo criminal internacional dedicado a la distribución de sustancias estupefacientes entre España y otros países europeos mediante el método Go Fast, un sistema utilizado para transportar la droga en caravana con vehículos de alta gama en el que uno de los coches tra nsporta el estupefaciente mientras que el resto realizan funciones de escolta con el cometido de avisar con antelación de posibles controles o dispositivos policiales y detectar seguimientos o vigilancias. En esta operación contra el narcotráfico han sido incautados 2.760 kilos de hachís y 20 de cogollos de marihuana, 17.000 euros en efectivo, cuatro vehículos entre otros efectos. Han sido detenidos ocho hombres de nacionalidades española y francesa y con edades comprendidas entre los 22 y 54 años por su presunta participación en los delitos de tráfico de drogas, contra el patrimonio, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal.

La investigación se inició a finales del año pasado tras recibirse unas informaciones que apuntaban a la existencia de un grupo de personas de nacionalidad francesa y española, que pertenecerían a una organización criminal dedicada a la distribución internacional de sustancias estupefacientes entre España y otros países de Europa, según la Policía. Las pesquisas condujeron a la identificación de la mayoría de los integrantes del grupo que desarrollaban labores vinculadas con el narcotráfico en el seno de la red, que, para trasportar la droga, utilizaba vehículos robados, normalmente de alta gama, con las placas de matrículas falsas, placas que cambiaban durante el trayecto.

Los agentes detectaron a los investigados circulando en distintos vehículos por la carretera que une Málaga con Granada y realizaron un seguimiento hasta que al detectar su presencia e intentar darles el alto policial a la altura de Aldea Quemada (Granada), los ocupantes de uno de los coches salieron y huyeron abandonando el vehículo cargado con 750 kilos de hachís. Otro de los implicados, una furgoneta, fue interceptado junto a sus dos ocupantes en un pueblo de la localidad de Murcia cuando circulaba cargada con 1.710 kilos de hachís y 20 de cogollos de marihuana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios