Andalucía

Chiquito de la Calzada, un fenómeno sociológico con su personal lenguaje

Chiquito con una distinción en 2016. Chiquito con una distinción en 2016.

Chiquito con una distinción en 2016. / efe

El humorista, cantaor flamenco y actor cómico Gregorio Sánchez Fernández, "Chiquito de la Calzada", galardonado hoy a título póstumo con la Medalla de Andalucía, se convirtió en los años 90 del pasado siglo en un fenómeno sociológico gracias a su forma de moverse y a un particular uso del lenguaje.

Chiquito de la Calzada, fallecido el pasado 11 de noviembre, nació en 1932 en el barrio malagueño de la Trinidad, en la calle Calzada de la Trinidad, lo que inspiraría su nombre artístico, ha informado la Junta en un comunicado.

A los 8 años subió por primera vez a un escenario y poco después, como miembro de una compañía infantil llamada Capullitos Malagueños, se inició en el cante flamenco.

En Madrid actuó en escenarios como los teatros Calderón y La Latina o el Circo Price, y también pasó largas estancias profesionales en Japón.

Sin embargo, no fue hasta bien entrada su madurez, con 62 años, cuando le llegó la fama con el éxito televisivo que supuso su participación en el programa de humor de Antena 3 "Genio y Figura".

Desde entonces su actividad se extendió a otros medios de comunicación y escenarios, así como al cine, género en el que protagonizó películas como "Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera", "Brácula. Condemor II" o "Papá Piquillo".

Su originalidad en la forma de moverse y su uso particular del lenguaje convirtieron a "Chiquito de la Calzada" en un auténtico fenómeno sociológico, y le permitieron cosechar el reconocimiento y cariño del público y tener innumerables imitadores.

En sus chistes utilizó palabras y expresiones de propia invención, algunas de las cuales trascendieron al lenguaje coloquial.

El humorista ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2017 y el de hijo predilecto de la ciudad de Málaga -ambas a título póstumo-, e hijo predilecto de la provincia de Málaga en 2016, y en 1996 fue pregonero de la Feria malagueña.

Estaba casado desde 1950 con Josefa García, Pepita, fallecida en 2012, y las cenizas de ambos reposan juntas en el columbario de la iglesia de San Pablo de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios