Málaga

El Clínico opera "a destajo" para contener la lista de espera

  • Satse denuncia que las intervenciones que hace un equipo móvil desplazado de Sevilla se realizan "sin garantía de calidad" · El hospital afirma que el dispositivo es correcto

El Hospital Clínico lleva varias semanas operando "a destajo" los sábados y domingos para contener sus listas de espera. Las intervenciones las hace un equipo móvil desplazado desde Sevilla ex profeso para cumplir con ese objetivo. Estos dispositivos están contemplados dentro del funcionamiento del Servicio Andaluz de Salud (SAS) precisamente para casos puntuales en los que se engrosan los listados de pacientes pendientes de una intervención. El problema, según el Sindicato de Enfermería (Satse), es que esas operaciones se hacen "sin garantía de calidad". "Operan como churros. Hacen hasta un centenar de intervenciones en un fin de semana. Se antepone que cuadren las estadísticas a la calidad", criticó el delegado del sindicato en el hospital, Francisco Reina.

Según Satse, hay un par de cambios con respecto al procedimiento quirúrgico habitual del hospital que suponen una merma de la calidad. Primero, porque los pacientes intervenidos por el equipo móvil -desplazado del Virgen del Rocío- no son valorados después por el anestesista o el cirujano que los han operado, alguno que "bajo ningún concepto" ocurre cuando la intervención la hacen profesionales del Clínico. "Con estos equipos móviles, los enfermos salen con el alta ya desde el quirófano. Luego no los ve el cirujano a no ser que haya complicaciones", protestó Reina. Segundo, porque para el seguimiento los pacientes son derivados a su centro de salud. En cambio, los enfermos operados por profesionales del Clínico son citados al mes y revisados por el facultativo que los intervino.

Las operaciones son banales. Hernias, fístulas, vesículas no complicadas y hemorroides, entre otras. Algunos profesionales consultados apuntaron que para hablar con fundamento de merma de calidad -como denuncia Satse- habría que analizar la tasa de complicaciones en los pacientes intervenidos por los equipos móviles con la de las operaciones habituales.

Satse insiste en que un número tan excesivo de intervenciones supone "una clara falta de garantía". Además, según el sindicato, las infecciones pueden aumentar de manera "exponencial" porque con una rotación tan elevada de pacientes "se sobrepasan las posibilidades de mantenimiento de la asepsia al aumentarse la dispersión de gérmenes en el ambiente". Por todo ello, Satse reclama la dimisión del director del área quirúrgica, José Cruz.

El sindicato sostiene además que para que estos equipos puedan operar en fin de semana se reservan 16 camas que sólo se usan sábados y domingos, mientras que el resto de la semana permanecen "inutilizadas". Incluso, pese a que Urgencias esté saturada con una media de 20 pacientes pendientes de camas que llegan a esperar hasta 48 horas para ingresar. Fuentes del hospital aclararon que esas camas son de cirugía mayor ambulatoria y habitualmente no se usan para aliviar las Urgencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios