Málaga

Colas para ver al genio

  • El calor no amedrentó a los visitantes que aprovecharon la posibilidad de contemplar los fondos de la pinacoteca de forma gratuita

La cita era casi obligada y el calendario no entiende de descanso y mucho menos de calor. Decenas de personas hicieron ayer frente a las altas temperaturas de la ciudad y aprovecharon la jornada de puertas abiertas que, como cada último domingo del mes, organiza el Museo Picasso de Málaga. Si bien los malagueños prefieren el sol y la playa como apuesta para los fines de semana, la afluencia de público fue, como advirtió María Cobo, encargada de las taquillas del museo, "la normal en una jornada de puertas abiertas". Pese a todo, desde la taquilla se contabilizaron en las primeras horas de la mañana una mayor afluencia de "extranjeros frente al público local", aunque, las cifras no son exactas, apunta Cobo. Y es que "es muy difícil determinar la nacionalidad de todos los visitantes a simple vista".

Sin embargo, "muchos de los visitantes no sabían que había jornada de puertas abiertas" , algo que sorprendió a quienes se acercaron al museo, según comentó el encargado de seguridad, que siempre suele controlar la afluencia de público durante las primeras horas de la mañana.

Esta sorpresa la confirmó una pareja de chicas romanas que, al saber que la entrada era gratuita, esbozaron una sonrisa. Pese a todo, también se dio cita el público nacional y malagueño. Familias con niños y algún que otro visitante que aprovechó la jornada de domingo para conocer los fondos de la pinacoteca. Y es que muchos malagueños aún no conocen el museo a pesar de tenerlo en su ciudad. Es el caso de Remedios García y su marido Juan Carlos que aseguraban que "es la primera vez" que se acercaban al Museo Picasso.

Los visitantes que se desplazaron ayer al museo pudieron ver "por libre", tal y como apuntó María Cobo, no solo la colección permanente que la sala alberga desde su creación y está expuesta todo el año, sino el resto de exposiciones itinerantes que están expuestas de forma temporal en la pinacoteca. Es el caso de Picasso Crea a través de la cámara de David Douglas Duncan y la muestra Viñetas en el frente. Ambas finalizarán en los meses de septiembre y octubre respectivamente y son dos de los "grandes reclamos" de las visitas estivales, especialmente para el público extranjero que, en muchos casos, llega a Málaga atraído por la figura del pintor malagueño.

La exposición de Picasso Crea es una muestra con una selección de fotografías que Douglas Duncan hizo en 1956 al pintor mientras trabajaba y se complementa con un total de 77 obras de Pablo Picasso que aparecen en las instantáneas. Por otro lado, la exposición Viñetas en el frente es una muestra coproducida por el Museo Picasso de Barcelona y el Museo Picasso Málaga y se centra en mostrar los resultados de un análisis iconográfico comparativo de Sueño y mentira de Franco, dos grabados realizados por el pintor malagueño en el año 1937.

Mientras algunas aglomeraciones protagonizaron la jornada de la mañana, la tarde mantuvo "más o menos" la afluencia de público pero sí experimentó un "pequeño descenso en el número de visitantes" como describió Alfonso Martín, otro de los encargados de la taquilla del Museo Picasso. De la misma manera, las visitas de "extranjeros" continuó siendo la gran protagonista de la tarde y del final de la jornada. Habrá que esperar al próximo 28 de agosto para ver cómo se desarrolla la siguiente jornada de puertas abiertas que realizará el museo y que volverá a poner sus obras "al alcance" del público.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios