Málaga

El Colegio de Enfermería y el Satse defienden a los enfermeros bajo sospecha del Hospital Regional

  • Ambos colectivos sostienen que esos profesionales son “víctimas de irregularidades administrativas”

Juan Antonio Astorga y Juan José Sánchez (derecha), en la rueda de prensa. Juan Antonio Astorga y Juan José Sánchez (derecha), en la rueda de prensa.

Juan Antonio Astorga y Juan José Sánchez (derecha), en la rueda de prensa. / M. H.

“No han metido la mano en el cajón. Han hecho el trabajo y han sido víctimas de irregularidades administrativas”. Así defendió el presidente del Colegio de Enfermería, Juan Antonio Astorga, a los profesionales del Hospital Regional sobre los que hay una auditoría por el cobro irregular de un plus. La irregularidad administrativa es que han realizado una tarea –jefatura o técnicas muy especializadas–, pero a falta de nombramiento o retribución específica, se les ha pagado como si hicieran noches o festivos con el plus de rotatorio que ahora se les retira.

El Sindicato de Enfermería (Satse) también salió en defensa de estos profesionales. “Puede ser un descuadre administrativo, pero tenemos que desmentir que ningún profesional haya cobrado por un trabajo no realizado”, dijo el secretario provincial de Satse, Juan José Sánchez.

Bajo sospecha hay 133 profesionales del hospital. Sánchez indicó que 41 son cargos intermedios a los que se compensaba así su mayor responsabilidad mientras salía su nombramiento. Pero matizó que algunos llevaban desde 2012 en esa situación. Este jueves ha salido en el Boja el concurso para 33 de esos cargos. Otros son profesionales a los que con ese plus se retribuía su especialización. Es el caso de 12 enfermeros del código ictus, 10 del código infarto, otros tantos de la bolsa de baremación, seis de atención urgente de Neurocirugía, cuatro perfusionistas y uno de curas de heridas crónicas. En total suman 84.

Satse desconoce a qué categorías pertenecen los otros 49 profesionales. Fuentes sanitarias precisaron que no todos son enfermeros, pero sí del área de enfermería (técnicos y auxiliares). Sánchez aseguró que la dirección ha admitido que no existe una auditoría externa y que “todo es una cortina de humo para tapar las deficiencias del Hospital Regional”.

Astorga por su parte sostuvo que “la incapacidad de la Administración para atender debidamente sus obligaciones retributivas vinculadas a desempeños extraordinarios o pendientes de regulación, no debe afectar la honorabilidad de los profesionales sanitarios”.

Fuentes sanitarias replican que la culpa no es de la enfermería, sino de quien lo ha permitido”

Por ello, tanto Satse como el Colegio de Enfermería reclamaron a la dirección del hospital que públicamente haga una “defensa” de sus profesionales. Ambos colectivos criticaron que se criminalice a los profesionales y advirtieron de la dificultad que se generará en el futuro para cubrir esos puestos tras las sospechas vertidas sobre estos trabajadores. Debido a que el plus se cobra de forma irregular, el rotatorio –que ronda los 300 euros mensuales– se les ha retirado desde octubre. De modo que de los 41 supervisores, salvo tres que han dejado sus cargos, el resto están sin nombramiento, por lo tanto sin la correspondiente retribución, pero haciendo esas funciones que entrañan mayor responsabilidad.

Satse también denunció que en Oncología Pediátrica, Cirugía Cardiovascular, Cuidados Paliativos, Cirugía Digestiva, Traumatología y Neurocirugía del Hospital Regional, se ha recortado el número de enfermeros por pacientes.

Por su parte, fuentes de la Administración sanitaria replicaron que “se criminaliza a un equipo directivo que está cumpliendo la ley”. Y como muestra aludieron a la convocatoria del concurso para regularizar a supervisores que no están nombrados, pero que están ejerciendo esas funciones. “No se acusa a la enfermería. Se está ordenando un desorden”, indicaron.

Recordaron que se gestiona dinero público y esos profesionales no pueden cobrar noches y festivos si no los hacen. Las fuentes insistieron en que no se les debe retribuir con un concepto “que no corresponde”, sino regularizar su situación. “La culpa no es de la enfermería, sino de quien lo ha permitido”, dijeron, en alusión a la anterior gestión. Por último, ensalzaron la labor de la enfermería “sin la cual el hospital no funcionaría”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios