Málaga

Comerciantes rechazan la libertad horaria total pedida por el Ayuntamiento

  • La patronal Málaga Comercio solicita al Consistorio que retire su solicitud a la Junta y Fecoma la estudiará

  • La Junta afirma que se analizarán los datos y De la Torre defiende la medida

Varias personas hacen compras en el centro comercial Larios de la capital. Varias personas hacen compras en el centro comercial Larios de la capital.

Varias personas hacen compras en el centro comercial Larios de la capital. / javier albiñana

El Ayuntamiento de Málaga no va a tener fácil conseguir la libertad horaria comercial total que ha solicitado a la Junta de Andalucía para el periodo entre 2019 y 2022. La Federación Provincial de Comercio y Servicios de Málaga (Málaga Comercio) está en contra, la otra patronal comercial, Fecoma, prefiere estudiarla aunque en ocasiones anteriores también la rechazó, y la Junta de Andalucía, por ahora, se mantiene a la espera de analizar los datos presentados por el Consistorio malagueño, aunque el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, ya adelantó ayer que el gobierno autonómico siempre ha defendido el "equilibrio" entre las grandes superficies y los pequeños comercios. El alcalde defiende la propuesta, aunque reconoce que es "un tema polémico y controvertido en el que debemos trabajar juntos".

Los comercios mayores de 300 metros cuadrados solo tienen permitido en Málaga capital abrir sus puertas todos los domingos en Semana Santa y agosto y no en toda la ciudad sino solo en parte de la zona centro y este. Para tener libertad horaria hay que estar dentro de lo que la Junta de Andalucía califica como zona de gran afluencia turística, es decir, que debe justificarse la existencia de una gran demanda turística para mantener los comercios abiertos en domingos y festivos. El gobierno regional limitó la zona de gran afluencia turística de la capital a parte del centro y la zona este y en el periodo mencionado anteriormente entre 2015 y 2018. El plazo expira este año y, tal como adelantó ayer este diario, el Ayuntamiento ha solicitado a la Junta de Andalucía ampliar el límite de la zona de gran afluencia turística a toda la ciudad y el periodo a todo el año. En caso de que el gobierno autonómico rechazara la concesión por toda la anualidad, el Consistorio ofrece como segunda opción permitir la libertad horaria en Navidad, un domingo de Semana Blanca, la Semana Santa y desde el 15 de junio al 15 de septiembre. El Ayuntamiento justifica esa ampliación temporal y espacial en el fuerte crecimiento turístico de la ciudad.

La patronal Málaga Comercio rechaza esta propuesta. "Una vez consultadas las asociaciones miembros de esta Federación, le hacemos llegar nuestra disconformidad con la propuesta remitida en base a que, de un lado, los comercios asociados ya disponen de libertad de horario y, de otro, con los 10 domingos y festivos anuales de apertura permitida el consumidor está abastecido en su demanda, por lo que solicitamos que se retire por parte municipal dicha propuesta", han expuesto desde esta patronal en una carta a la delegada de Promoción Empresarial y Fomento del Empleo del ayuntamiento malagueño, Elisa Pérez de Siles. Esa carta está firmada por el presidente de Málaga Comercio, Salvador Pérez, que ayer añadió que "hay que pensar en todos y si se da libertad horaria no lo estaríamos haciendo bien".

Manuel García, presidente de Fecoma, aseguró ayer que ya se comentó esa posibilidad en el Foro del Turismo de Málaga y que, al ser una junta directiva nueva, "no tenemos aún una postura oficial hasta que nos reunamos la próxima semana". En cualquier caso, señaló que "Fecoma, por norma, siempre se ha opuesto".

La pelota está en el tejado de la Junta de Andalucía y su delegado del gobierno en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, fue ayer un tanto esquivo. "Hay una serie de informes y consultas que se tienen que elaborar, se solicitarán y se decidirá como se ha hecho en otras ocasiones". "De momento no tenemos una opinión formada hasta que no tengamos los datos que ha aportado en su solicitud el Ayuntamiento", añadió Ruiz Espejo, quien recordó que la competencia es de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio y que "hay una ley en Andalucía para equilibrar el comercio tradicional y las grandes superficies y a esa norma nos remitiremos para adoptar la decisión que corresponda".

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, reconoció ayer a este diario que "es un tema polémico y controvertido en el que debemos trabajar todos juntos, viendo las perspectivas de todos e intentando hacer compatible la suma de todos los intereses". De la Torre defendió la medida planteada por el Consistorio "porque vamos a intentar que veamos que es un círculo virtuoso que sea positivo para todos porque así tendríamos más actividad, una ciudad más atractiva y se generaría más empleo". En el documento presentado por el Ayuntamiento se asegura que la libertad total de horarios permitiría la creación de 3.000 nuevos empleos en cinco años y un aumento de la facturación anual de los comercios del 2%. El alcalde afirmó que está "abierto" a todas las sugerencias, por lo que el debate está vivo. Suele haber conflicto de intereses entre los grandes comercios y los pequeños. La Junta ha defendido, por ahora, a los pequeños y no hay visos de cambio, aunque todo está por decidir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios