Málaga

El Cortjo de Torres se ilumina para acoger su Semana Grande

  • La réplica de la fachada del Palacio de la Aduana, sede del Museo de Málaga, vuelve a dar la bienvenida cada noche a todos los feriantes en el Real

Inauguración del alumbrado, ayer, en el Recinto Ferial del Cortijo de Torres. Inauguración del alumbrado, ayer, en el Recinto Ferial del Cortijo de Torres.

Inauguración del alumbrado, ayer, en el Recinto Ferial del Cortijo de Torres. / marilú báez

El sol ya se iba apagando cuando la portada de la Feria de Málaga se iluminó. Lorenzo tuvo claro quién tenía que brillar en ese preciso instante. Los 24.000 puntos de luz se prendieron en la réplica del Palacio de la Aduana. El Cortijo de Torres ya estaba vestido para dejar a los feriantes disfrutar de la noche malagueña; entre lunares, farolillos y vasos chatos.

Minutos antes de la gran inauguración, la portada se tiñó de amaneceres, atardeceres y nostalgia. La fachada del Museo de Málaga era el marco perfecto para acoger los momentos álgidos de las ediciones pasadas de la Feria de Agosto. Un video-mapping que calentó motores en la explanada del Real, donde el público y los representantes de los partidos políticos de la Diputación y el Ayuntamiento, esperaban espectantes en el Paseo de las Malagueñas. Aparecían en el dispositivo, toda una novedad en la inauguración del alumbrado, imágenes del Aeropuerto, del litoral malagueño, de la Catedral, puestas de sol, cuadros de Picasso, el Paseo del Parque, la noria del Real, la calle Larios, espetos de sardinas y, para que no faltara, una San Miguel. Casi dos millones de unidades luminosas que componen el alumbrado prendieron y arrojaron su luz por todo el recinto ferial. La primera jornada de la fiesta en el Real quedaba inaugurada cuando un niño y una niña visiblemente ilusionados pulsaban el botón que hizo la luz. Eso sí, el brío no fue al parecer suficiente y nada más prender el alumbrado se apagó de manera inesperada. Fue necesaria la intervención de un adulto para que la luz se hiciera en el Real definitivamente. El espectáculo luminoso estuvo acompañado por los acordes de una banda de vientos, que interpretó el Himno de Andalucía y la Marcha Real.

A la portada principal se unen la de la Autoridad Portuaria, la de calle Larios y la de los Prados

Una potencia total de 24 millones de vatios, procedentes de energía sostenible, fue la empleada para encender las luces, que seguirán iluminando las noches de la Feria hasta el próximo domingo 19. Los asistentes aplaudieron el comienzo de la semana grande de la ciudad. Los más pequeños comenzaron a sacar sus armas de convicción para que sus padres les acercasen a los cacharritos y los más mayores ya pensaban a qué caseta acudirían primero.

La portada principal fue la principal novedad de este año junto con el alumbrado sostenible. La réplica del Palacio de la Aduana tiene unas dimensiones de 40,14 metros de anchura, 15,46 metros de altura y 4,6 metros de profundidad con 24.000 puntos de luz.

En total se instalaron cuatro portadas para esta edición de la Feria. A a la principal de la Aduana se le unen las del edificio de la Autoridad Portuaria, la del Camino de los Prados, y, en el Centro Histórico, la de la calle Larios. Además nuevos servicios públicos en la calle Antonio Rodríguez Sánchez que se suman a los tres ya existentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios