Málaga

La Costa del Sol retrocede 40 años en sus datos turísticos debido al Covid

  • Pierde 9,3 millones de turistas y 10.300 millones de euros en ingresos 

  • Salado cree "insuficientes" los controles de entrada y salida de pasajeros en el aeropuerto de Málaga

Francisco Salado, en el centro de la imagen, en la presentación del balance turístico de 2020. Francisco Salado, en el centro de la imagen, en la presentación del balance turístico de 2020.

Francisco Salado, en el centro de la imagen, en la presentación del balance turístico de 2020. / Javier Albiñana

Hay que remontarse a hace 40 años para recordar unos datos económicos vinculados al sector turístico tan dramáticos como los registrados en 2020. La herida que deja la crisis sanitaria del Covid en la provincia de Málaga se deja sentir de manera particularmente severa en el movimiento económico vinculado a esta industria, que cae en algo más de 10.300 millones de euros respecto a 2019.

Este el valor que viene a resumir la fotografía actual del destino Costa del Sol, de acuerdo con los datos dados a conocer este viernes por el presidente de la Empresa Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, quien ha asegurado que ha sido "el peor año de la historia para el turismo en la provincia". El documento, que toma como referencia los datos obtenidos hasta noviembre, pone de relieve el desplome generado por la pandemia en todos los parámetros.

La realidad es lógica si se toman en consideración los números de turistas llegados a la Costa del Sol el año pasado. A la imposibilidad de hacerlo en buena parte de este ejercicio, debido a las fuertes restricciones que llegaron a aplicarse para contener el Covid, se sumó el temor y los problemas económicos de buena parte de los visitantes tradicionales.

Esto ha hecho que en 2020 la cifra de turistas llegados a Málaga se haya reducido a 3,7 millones, frente a los más de 13 millones del ejercicio anterior, un 71% menos. La inmensa mayoría ha entrado por el aeropuerto de la Costa del Sol, instalaciones en las que, hasta noviembre, se ha producido un descenso mayúsculo en las cifras de pasajeros. En concreto, 7,8 millones de pasajeros menos. 

Reino unido sigue siendo el principal emisor, con 2,2 millones de pasajeros. A éste le ha seguido el mercado nacional, con unos 814.000 pasajeros en el aeródromo, un 60% menos. Caen también los visitantes de Alemania, con un 75,6% menos; Francia, con un 71,2% menos, e Irlanda, con un 84,7% menos, por ejemplo. Los datos del AVE no son mejores, ya que se registran un 61% menos de usuarios, ni los de la estación de cruceros, con un 90% menos.

Como consecuencia de todo ello, según Salado, se estiman unos 4,2 millones de viajeros hoteleros menos, lo que se traduce en una caída cercana al 63%. Cae, igualmente, un 40% la estancia media, que de 3,5 días pasa a 1,9. Resulta cuanto menos llamativo que a pesar de estos datos, en 2020 ha crecido la oferta de plazas regladas un 2,8%, principalmente por el incremento de viviendas turísticas, que actualmente suponen casi la mitad de toda la oferta de la Costa del Sol.

La crisis se deja notar sobre el tejido empresarial. En este año han caído un 13% las empresas vinculadas al sector turístico, con unos 17.700 trabajadores menos. No obstante, el propio presidente de la Diputación admite que se trata de un valor parcial, por cuanto no toma en consideración la existencia de más de 31.000 trabajadores (de todos los sectores) en situación de Erte.

Frente a esta lamentable situación, Salado ha querido lanzar un mensaje de esperanza "para que 2021 sea el año en el que la Costa del Sol vuelva a sonreír; será complicado recuperar los datos, pero debemos estar bien posicionados". En este sentido, ha puesto en valor la oferta de la Costa del Sol, calificándola de "imbatible" y ha criticado al Gobierno central por "dar de lado al sector". "Seguiremos dando la batalla para que asuma su responsabilidad y apoye con firmeza a una industria que tanto ha dado y seguirá dando al país", ha añadido. Para este año, el plan de promoción del ente público contempla una inversión superior a los 11,6 millones.

Salado también ha sido crítico con el funcionamiento de los controles de entrada y salida del aeropuerto de Málaga. "No son suficientes", ha afirmado, denunciando que son muchas las ocasiones en las que no se piden a los viajeros los certificados de las pruebas por Covid. "Eso no es serio", ha subrayado, insistiendo en la necesidad de reforzar la imagen de la Costa del Sol como un destino seguro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios