Málaga

Costas acomete la restauración de las playas tras los graves daños de la riada

  • El Gobierno destina un presupuesto excepcional de más de 4 millones de euros que, además del arreglo de los desperfectos, permitirá regenerar con arena toda la franja litoral

Desperfectos en la playa de San Pedro de Alcántara tras las lluvias

Desperfectos en la playa de San Pedro de Alcántara tras las lluvias / efe

Las dramáticas inundaciones sufridas por la Costa del Sol el pasado 4 de diciembre provocaron graves daños en todo el perfil litoral que desde esta semana ha empezado a ser restaurado. La Demarcación de Costas de Málaga ha puesto en marcha ya un importante paquete de actuaciones que permitirán tener la playas a punto antes de que comience la temporada turística y que supondrán una inversión muy por encima del apenas millón de euros que se ha destinado en años anteriores.Un total de 4.150.000 euros es la cantidad que el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente destinará a las declaradas como obras de emergencia para reparar los daños producidos por los temporales e intensas lluvias registradas entre finales de noviembre y principios de diciembre en la costa malagueña.

Todos los municipios del litoral de la provincia, excepto Torremolinos donde apenas se produjeron desperfectos, están incluidos en la planificación de Costas para este año. Pero la prioridad, según señaló ayer el jefe del organismo dependiente del Ministerio, Ángel González, "serán aquellos donde haya habido más daños". De ahí, que las primeras actuaciones comenzaran el pasado lunes en Manilva, donde ya se está reparando una rampa de acceso y retirando restos de material que había sido arrastrado hasta las playas con las últimas riadas. La semana que viene le tocará el turno a Casares y Estepona, otros dos de los municipios más afectados, y así sin descanso hasta completar el intenso listado.

Las primeras actuaciones se centrarán en el litoral occidental de Málaga

Pero en esta primera fase las actuaciones previstas tendrán que ver más con cuestiones de seguridad que de estética, explicó González, ya que se centrarán fundamentalmente en la reparación de accesos y la restauración medioambiental de las playas al haber algunas en Manilva, Casares y Estepona que están descarnados". De hecho, los municipios de Marbella y Estepona, con amplia extensión costera y donde se produjeron los mayores daños, son los más beneficiados por las obras de emergencia aprobadas por el Gobierno y a cada uno de ellos se destinará más de 1 millón de euros. Aunque también Costas ha incluido en su planificación otros términos municipales como Marbella, Mijas, Fuengirola, Benalmádena, Málaga y Rincón de la Victoria.

Fueron los puntos que resultaron más afectados por las intensas precipitaciones, históricas en el caso de municipios como Estepona, que cayeron en apenas doce horas. Las escorrentías, los arrastres y pérdidas de perfil, además de daños en mobiliario y destrucción de materiales las playas fueron el resultado en muchas de ellas. En cambio, la regeneración, aportes de arena y restauración de los perfiles en sentido estricto se llevará a cabo entre la segunda quincena de marzo y el mes de mayo.

La razón de que estas actuaciones se retrasen hasta esa fecha se deben a dos razones. Una meramente administrativa puesto que Costas requiere de la autorización de la Junta de Andalucía para extraer áridos en los cauces de algunos ríos y eso llevará algunas semanas, y la otra debido a que las playas tienen en estas fechas el perfil de invierno "y no es adecuado actuar en ellas tan pronto para acondicionar el perfil de verano a la espera de posibles nuevos temporales", recordó el jefe de Costas. Eso no significa, explicó el subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, que para la Semana Santa las playas no estén listas y afirmó que en esa época estarán "en buenas condiciones de cara al turismo".

De momento, la Demarcación de Costas aún no ha diseñado el calendario concreto sobre las fechas en las que intervendrá en cada municipio para la regeneración de las playas ni la cantidad que se aportará en cada una de las playas. Esa es una tarea que el jefe del organismo señaló que se irá definiendo en las próximas semanas "a medida que hablemos con los propios ayuntamientos sobre sus necesidades". Pero en cualquier caso, y teniendo en cuenta que este año la semana Santa se celebra a mediados de abril, dará tiempo a que una parte de las actuaciones hayan terminado para esas fechas.

El grueso, no obstante, se harán después y se prolongarán hasta pocas semanas antes del inicio oficial de la temporada de verano. La única obra prevista que se tendrá que postergar probablemente a julio será la limpieza, saneamiento y señalización de la llamada torre del Cable de Marbella, muy afectada por el temporal, y que se está situada 400 metros mar adentro, por lo que se tendrá que esperar a una época de estabilidad del tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios