Málaga

El Covid persistente afecta del 5% al 15% de los contagiados en Málaga

  • El Hospital Regional creó una consulta al inicio de la pandemia para su atención tras detectarse la persistencia de los síntomas

Profesionales del Hospital Regional que tratan el Covid persistente.

Profesionales del Hospital Regional que tratan el Covid persistente. / M. H.

El Covid se considera persistente si a los tres meses de la infección aguda continúan los síntomas en múltiples órganos como si ésta no hubiera finalizado. Los profesionales que lo tratan estiman que entre el 5 y el 15% de los contagiados lo desarrollan. “Es como si los pacientes no consiguieran abandonar la fase aguda”, precisa Lucía Valiente, especialista del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Regional y una de las impulsoras junto con Inés Pérez de la consulta de Covid persistente del hospital.

La crearon muy pronto; en mayo de 2020. Las facultativas advirtieron que tras recibir el alta, una parte de los pacientes acudían a Urgencias o a su médico de cabecera con síntomas diversos como dificultades para respirar, cansancio extremo, tos, fiebre, dolor muscular, palpitaciones y pérdida del olfato o el gusto.

Valiente aclara que no es lo mismo el Covid persistente que las secuelas por esta infección. En este último caso, el daño posterior a la neumonía aparece en las pruebas. Pero en el Covid persistente, las pruebas radiológicas y funcionales pulmonares son normales. Es decir que, curada la infección, a las doce semanas los síntomas persisten.

La facultativa aclara que al igual que con el Covid normal, en el persistente también se tiende a la mejoría. Incluso, la proporción del 5 al 15% de los positivos a los que afecta va bajando a medida que pasan los meses.

Durante la pandemia, el Hospital Regional ha atendido a unos 1.500 infectados con el virus. De ellos, más de 150 han desarrollado Covid persistente.

Estos pacientes pueden llegar como parte del seguimiento tras el alta hospitalaria, derivados por el médico de cabecera o por la Unidad de Vigilancia de la Salud, en el caso de personal del propio hospital. Los facultativos de esta consulta específica hacen seguimiento telefónico y presencial, según las necesidades del enfermo. Y lo remiten a otros servicios del Regional, en función de la afectación que padezca. Puede ser a Medicina Interna, Rehabilitación, Neumología, Neurología o Cardiología. El objetivo es que el paciente evolucione y deje atrás los síntomas de la fase aguda.

“En la primera ola no dábamos abasto. Pero nos dimos cuenta que tras las altas, había pacientes que volvían a Urgencias o que acudían a su médico de cabecera. Podíamos intuir un Covid persistente. Pero lo fuimos comprobando sobre la marcha”, explica la especialista. Y sobre la marcha fueron poniendo también las soluciones. Por eso, de la necesidad de dar respuesta a esos enfermos, surgió una consulta específica. En el Hospital Clínico también se puso una iniciativa parecida. Fue “la primera consulta postcovid que se abrió en Málaga”, destacan desde este centro sanitario.

El perfil del paciente con Covid persistente es el de una persona de entre 40 y 45 años y más mujer que varón. En torno al 95 o 98% mejora con el seguimiento de los especialistas y en torno al año logran recuperar sus actividades habituales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios