Málaga

Decomisan 10,8 toneladas de productos pesqueros ilegales en Málaga, un 31% más que en 2015

  • La gran mayoría han sido chirlas, seguido de atunes, conchas finas o boquerones

La Junta de Andalucía, a través del servicio de Inspección Pesquera, ha decomisado en la provincia de Málaga un total de 10.862 kilos de productos pesqueros entre enero y octubre de 2016, lo que supone un 31 % más que el mismo periodo del año anterior, cuando se incautaron de 8.879 kilos.

Respecto a los tipos de productos incautados, la gran mayoría han sido chirlas (4.903 kilos), seguido de atunes (1.757 kilos), conchas finas (921 kilos) o boquerones (742 kilos); seguido de cantidades inferiores de jureles (302 kilos), cigalas (253 kilos), pulpos (230 kilos), merluzas (212 kilos), salmonetes (189 kilos); además de coquinas y bacaladillas.

Los mayores decomisos de productos pesqueros se han producido en transporte en vehículos (6.180 kilos), en Mercamálaga (2.413 kilos), así como en el mar y la playa (1.004). En el transcurso de las incautaciones, se han intervenido un total de seis vehículos y tres embarcaciones.

El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo; el delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Javier Salas; y el jefe del Departamento de Inspección Pesquera, Ramón Rico, han presentado este jueves el balance de la actividad que ha desarrollado el Servicio de Inspección Pesquera de la Junta desde enero hasta octubre de 2016.

Las labores de la Inspección Pesquera han incluido el levantamiento de un total de 250 expedientes sancionadores, con un importe de 623.493 euros de sanciones en total.

Las infracciones más comunes se refieren al ejercicio de actividades de pesca sin disponer de licencia, parte de ella asociada a la práctica del bolicheo; actividades de pesca en fondos o caladeros prohibidos; pesca en periodos y épocas no autorizadas; captura, transporte o venta de pescado inmaduro, que no alcanza la talla reglamentaria; así como un elevado número de incumplimientos en los requisitos de trazabilidad, etiquetado, higiene o información al consumidor.

Ruiz Espejo ha afirmado que las operaciones del servicio velan "por el cumplimiento de la normativa vigente, lo que conlleva tanto la protección de la sostenibilidad y preservación de nuestros caladeros, fundamentales para mantener estos recursos en el futuro". Asimismo, ha destacado la labor de seguridad alimentaria, "fundamental para los ciudadanos y la tranquilidad de consumir un producto seguro desde el punto de vista alimentario".

Al mismo tiempo, ha resaltado la labor de los inspectores, quienes "desarrollan su actividad durante la noche y la madrugada, que es cuando se llevan a cabo las actividades de pesca".

Por su parte, Salas ha desglosado los datos según la actividad pesquera. En materia profesional, su incumplimiento ha acarreado un total de 87 expedientes con 218.000 euros en sanciones, donde gran parte son por actividad sin licencia (69 expedientes, 185.000 euros); fondos prohibidos o caladeros no autorizados en épocas de vega (cinco expedientes, 15.000 euros); pesca, tenencia o trasbordo de especies inmaduras (dos, 5.000 euros); y uso de aparejos no reglamentarios (una, 3.000 euros).

En cuanto a pesca de recreo, se han levantado un total de 97 expedientes con un total de 78.000 euros en sanciones. La mayoría de ellos por pesca sin estar en posesión de la correspondiente licencia (37 expedientes, 20.000 euros); captura o tenencia de especies prohibidas (25, 24.000 euros), muchos por pesca ilegal de atún; y captura o tenencia de productos pesqueros de talla inferior (ocho, 21.000 euros).

El grueso del pescado incautado se encuentra en productos irregulares en materia de trazabilidad, como ordenación, control y comercialización. Se han levantado 66 expedientes con un total de 321.000 euros en sanciones propuestas.

Por otro lado, Salas ha recordado el convenio que el servicio de Inspección mantiene con el Ministerio del Interior desde octubre de 2007, poniendo de relevancia la colaboración del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, así como a la Policía Local de la provincia en las intervenciones realizadas por la inspección pesquera.

Al mismo tiempo, ha realizado un llamamiento a los ciudadanos, a los que ha explicado que "si no se adquieren inmaduros y especies prohibidas, no se pescarán". "Si no se compra en la venta ambulante ilegal, esta se erradicará. Si se exigen garantías de la procedencia del pescado, se respaldará su correcto etiquetado con toda la información relativa al mismo", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios