Málaga

Detenido por drogar y violar a una mujer con juguetes sexuales

  • El hombre conocía a su víctima a la que se ofreció a llevar a casa en coche, pero luego cambió la ruta

Momento de la detención. Momento de la detención.

Momento de la detención. / Policía nacional

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Marbella el sábado a un hombre de 38 años, iraní, por una supuesta agresión sexual a una conocida a la que ofreció acompañarla en vehículo a su domicilio tras concluir esta su jornada de trabajo. El arrestado pasó ayer a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella.

El hombre se ofreció para llevarla a casa en coche, pero tomó un itinerario distinto. Los hechos se consumaron dentro de la vivienda, después de que éste le sirviera un zumo de frutas. Con la ingesta comenzó a encontrarse indispuesta, mareada, además de paralizada. Supuestamente, fue sometida durante varias horas a prácticas sexuales no consentidas para lo que empleó varios juguetes eróticos.

La mujer se personó en un centro de salud de Mijas y dijo a los facultativos que había sido víctima de una agresión sexual. Fue derivada a un hospital de Marbella al presentar lesiones que eran compatibles con dicha agresión sexual. Allí se activó el protocolo correspondiente. Según la denuncia de la víctima, había finalizado su jornada de trabajo la madrugada del día 15 de junio en un local de ocio de la localidad marbellí cuando un conocido se ofreció para llevarla a casa en coche. No obstante, aquel tomó un itinerario distinto y se excusó en que tenía que coger algo de dinero de su vivienda, en una urbanización de Marbella.

Tras realizar las oportunas diligencias, los investigadores de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la comisaría de la Policía Nacional en Marbella identificaron al supuesto agresor, un varón de origen iraní, que fue arrestado en las inmediaciones de su domicilio por su presunta responsabilidad en un delito de agresión sexual.

En un registro en su domicilio los agentes intervinieron medicación y varios juguetes eróticos empleados al parecer durante la agresión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios