Málaga

Detenidos tres presuntos autores de la muerte de los hermanos de Coín

  • Pertenecen al clan de los "franceses", enfrentados por "rencillas de siempre" a la familia de los fallecidos

  • La Guardia Civil no descarta más arrestos y mantiene el dispositivo de seguridad

En primer término restos de sangre que ayer aún podían contemplarse en la barriada. En primer término restos de sangre que ayer aún podían contemplarse en la barriada.

En primer término restos de sangre que ayer aún podían contemplarse en la barriada. / carlos Díaz / EFE

El crimen de la Fuensanta, que acabó el jueves con la vida de dos hermanos vecinos de esta barriada de Coín, comienza a aclararse. La Guardia civil detuvo ayer a tres miembros de la familia de "los franceses" , a los que acusa de dos delitos de homicidio y de otro en grado de tentativa, como presuntos autores de la muerte de los hermanos Luis y José Heredia, y de causar heridas a un tercero de esta misma familia, conocida como "los mudos", que se recupera en el Hospital. Un cuarto herido permanecía ayer custodiado e ingresado con pronóstico menos grave.

Los cuerpos fueron trasladados ayer al Anatómico Forense de Málaga para practicarles la autopsia. La Guardia Civil no descarta practicar más detenciones en las próximas horas y de hecho ayer tomó declaración a otras dos personas en calidad de investigados. Las detenciones se produjeron a media mañana por efectivos de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Málaga, en una investigación que ha sido declarada secreta por la titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Coín, según el instituto armado.

La seguridad volverá a reforzarse cuando se celebre el funeral de las dos víctimas

Los efectivos, pertenecientes a unidades de la Guardia Civil de la zona y a la patrulla de Seguridad Ciudadana de la provincia, con base en Torremolinos, se mantendrán durante algún tiempo para evitar que se reproduzcan los altercados, limitados de momento a la barriada.

El mismo jueves la Guardia civil ya estableció un dispositivo de protección especial en torno a los agresores para impedir posibles represalias tras la tensión vivida en las primeras horas, como reconoció ayer el alcalde de Coín, Fernando Fernández, quién admitió que el dispositivo volverá a reforzarse cuando se celebre el funeral y entierro de las dos víctimas. De momento se desconoce la fecha y si será en el mismo municipio.

El alcalde hizo ayer una llamada a la tranquilidad y de hecho el municipio decidió celebrar la Cabalgata como estaba prevista, a las seis de la tarde, aunque con un mayor número de agentes de la Policía Local en las calles del municipio. "Coín está preocupado por estos hechos, que se han circunscrito a esta barriada alejada dos kilómetros del casco urbano del pueblo y en ningún momento se han trasladado al pueblo", aseguró el regidor. Para el alcalde, el altercado ocurrido en la tarde del jueves entre las dos familias vecinas de la barriada de La Fuensanta fue "un hecho puntual y aislado", cuyo detonante está por aclarar.

Ambas familias que llevaban tiempo residiendo en esta barriada de origen humilde, y que no había vivido incidentes de gravedad, mantenían "rencillas en el pasado", por lo que el origen de la pelea iniciada sobre las cinco de la tarde y que se mantuvo durante el menos cuatro horas, pudo desencadenarse "por los motivos que fuera", según el regidor. De hecho en el Consistorio se descarta que se tratara de un ajuste de cuentas y se apuesta por las malas relaciones que arrastraban ambos bandos. "No tenemos constancia ni nada que induzca a pensar que fuese una encerrona, que iban a por ellos o que fuese algo premeditado", añadió.

Coín vivió ayer una jornada más tranquila, tras una noche de tensión en la que se mantuvo acordonada la barriada por efectivos de la Benemérita para evitar que se repitieran las peleas. En los incidentes participaron miembros de ambas familias -la más numerosa, la de los "franceses"- provistos de palos y armas blancas, la mayoría cuchillos de cocina, y se intentaron quemar hasta tres coches. Tras la trifulca, los dos hermanos, de 63 y 49 años, fueron heridos de muerte y sus cuerpos quedaron en el centro de salud del pueblo y en el Hospital Comarcal del Guadalhorce. Los dos heridos fueron enviados a centros hospitalarios de la capital malagueña.

La Guardia Civil puso en marcha y coordinó un dispositivo de seguridad integrado por unos 40 agentes para acabar con la pelea y para detener a los presuntos autores. En el dispositivo participaron también el Consorcio Provincial de Bomberos y Policía Local.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios