Málaga

La Diputación de Málaga cierra 2017 con un superávit de 52,2 millones de euros

  • Bendodo destaca que en seis años el equipo de gobierno ha conseguido que sea "una institución saneada que inyecta y apoya económicamente a los municipios más pequeños"

Bendodo y Caracuel en rueda de prensa. Bendodo y Caracuel en rueda de prensa.

Bendodo y Caracuel en rueda de prensa.

La Diputación de Málaga concluyó el 2017 con un superávit de 52,2 millones de euros, según la liquidación del presupuesto del año pasado que hoy ha presentado el presidente de la institución, Elías Bendodo, junto a un balance de la ejecución presupuestaria durante el periodo 2012-2017.

Bendodo ha explicado que una parte se destinará a saldar la deuda financiera, como marca la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, por lo que en junio se alcanzará la deuda cero con los bancos, según un comunicado que han emitido hoy desde la Diputación malagueña.

En esta línea, ha recordado que hay que esperar a que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado de este año y a negociar con los grupos políticos de la Diputación para concretar a qué se destinará el resto del superávit.

El presidente de la Diputación ha resaltado que, en seis años, el equipo de Gobierno ha conseguido que sea "una institución saneada que inyecta y apoya económicamente a los municipios más pequeños de Málaga, que contribuye a la generación de riqueza y empleo a través de las inversiones y que cumple con creces con sus proveedores".

En este sentido, ha resaltado el alto porcentaje de ejecución de los presupuestos, que, entre el 2012 y el 2017, ha sido de una media del 82 por ciento, veinte puntos por encima de lo realizado por anteriores corporaciones, que apenas superaban el 60 por ciento.

Además, desde el 2012, la Diputación ha aportado 402 millones de euros a las entidades locales, lo que ha contribuido a mejorar su situación económica y facilitar su prestación de servicios a la ciudadanía.

Esto supone una media anual de 67 millones de euros frente a los 42 millones de media de anteriores gobiernos, por lo que se transfieren a los municipios casi un 60 por ciento más que antes.

En cuanto a ejecución de inversiones, la media de los últimos seis años ronda el 75 por ciento, en los cuales se han ejecutado inversiones por valor de 385 millones de euros, que de ellos 328,6 se ha destinado a infraestructuras y equipamientos de los municipios, y 56,4 para carreteras y edificaciones del patrimonio.

Respecto a las obligaciones con proveedores, el año pasado se abonaron facturas por un importe de 47 millones de euros y, en los últimos seis años, el pago total por contratación de obras, suministros y servicios ha sido de 240 millones de euros.

Bendodo ha incidido en la importancia de las inversiones y las contrataciones de servicios realizadas por la institución provincial "para ayudar a crear riqueza y a dinamizar la economía de muchas pequeñas y medianas empresas de la provincia".

El periodo medio de pago a proveedores se situó en el 2017 en 4,88 días, y en enero de este año ha sido de 3,6 días, ha mantenido Bendodo, quien ha añadido que en este caso, la Diputación mejora sustancialmente el límite máximo exigido por la Ley Orgánica de Control de la Deuda Comercial en el Sector Público. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios