Málaga

La Diputación aprueba destinar casi 5 millones de su superávit de 2017 a inversiones

  • La oposición, a excepción de Cs, critica la "falta de consenso"

Sesión extraordinaria en la Diputación de Málaga. Sesión extraordinaria en la Diputación de Málaga.

Sesión extraordinaria en la Diputación de Málaga.

El equipo de gobierno del PP en la Diputación de Málaga ha sacado adelante con el apoyo de Ciudadanos una modificación presupuestaria que permitirá realizar inversiones con cargo al remanente de tesorería de 2017. El resto de grupos de la Corporación -PSOE, IU Para la Gente y Málaga Ahora- se han abstenido y han criticado la "falta de consenso".

En pleno extraordinario este miércoles se ha dado luz verde a destinar 4,8 millones de euros del superávit de 2017 a la ejecución de inversiones en la provincia y a ayudas a organizaciones no gubernamentales. Esta modificación se une a la aprobada en el pleno de abril, que posibilitó dedicar 15 millones del remanente a pago de la deuda -cinco de ellos de manera voluntaria- y otros diez millones a transferencias de fondos incondicionados a todos los municipios.

Los portavoces de PSOE, Francisco Conejo; IU Para la Gente, Guzmán Ahumada; y Málaga Ahora, Rosa Galindo, han rechazado especialmente que no se haya negociado con ellos sino que se les presentó "una propuesta de Ciudadanos y no había nada más que hacer". Ante esto, el portavoz de la formación naranja, Gonzalo Sichar, ha incidido en que en las inversiones incluidas hay iniciativas de otras formaciones, como el Museo de la Pasa en Almáchar o las porterías antivuelco.

Por su parte, la diputada de Economía y Hacienda, María Francisca Caracuel, ha manifestado que el portavoz del equipo de gobierno, Francisco Salado, "contactó con todos los portavoces y cuando se dijo lo de los cinco millones de pago anticipado de la deuda todos, menos Ciudadanos, no quisieron seguir con la negociación".

"Nos vamos a ahorrar partidas de intereses, desde 2011 hasta 2017, sin contar este año, se han pagado 21,6 millones sólo en intereses financieros, más los 217 millones de amortización de la deuda", ha sostenido Caracuel, quien ha considerado que este era el momento "de dejar de pagar a los bancos".

De esta manera se dedicarán "todos los esfuerzos y recursos al pago de gasto corriente, a inversiones, a hacer la política de Diputación en la provincia que es ayudar a los municipios de menos de 20.000 habitantes", ha expuesto la también vicepresidenta tercera.

El socialista Francisco Conejo ha reiterado en sus dos intervenciones que el acuerdo PP-Cs "ha roto el consenso iniciado". "El año pasado estábamos todos sentados en una misma mesa pero este directamente ha habido un acuerdo entre ambos y luego se nos cuenta sin ningún margen de negociación", ha lamentado, añadiendo que se han abstenido porque hay proyectos "con los que estamos de acuerdo", al igual que ha dicho Ahumada, quien ha agregado que estarán "vigilantes" con el dinero previsto a carreteras locales y a Ciudadanía.

El portavoz de IU ha sido especialmente crítico con Cs: "Bendodo tiene la misma mayoría absoluta que en la pasada legislatura, habéis venido a ser muleta, no a cambiar, a ver quién tiene la bandera más grande, que es lo que os importa". Ahumada ha espetado a Sichar que no es que PP y Ciudadanos hablen el mismo idioma "es que sois lo mismo".

Rosa Galindo ha admitido que hay propuestas a las que no se pueden negar pero ha lamentado que no se diera la negociación con su formación: "Hubo una reunión con todo ya armado". También ha insistido en que no se debería pagar más deuda voluntaria, ya que, a su juicio, en la provincia hay problemas "más importantes que resolver que darle dinero a los bancos". Para la diputada provincial, el PP "ya tiene su eslogan para las municipales: deuda cero en Diputación, pero nos gustaría que fuera cero desahucios o menos pobreza y exclusión social".

Por su parte, el vicepresidente primero y portavoz 'popular', ha salido al paso de las acusaciones y ha incidido en que la deuda pública "es buena en su justa medida". "Esta modificación presupuestaria debería salir adelante por unanimidad porque en prácticamente el 90 por ciento del reparto estamos de acuerdo y sólo crea controversia el pago de la deuda anticipada de la Diputación", ha recalcado.

Ha señalado que el remanente de tesorería de 2017 asciende a 52 millones de euros de los que 20 millones son para el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de 2017, diez para la amortización obligatoria de la deuda, cinco para aumentar el pago de la misma -de forma voluntaria-, por lo que son 17 millones para acometer "propuestas de toda la Corporación" provincial.

Salado ha recordado que llegar a la deuda cero forma parte del acuerdo de investidura con Cs "y no lo voy a romper para satisfacer a la oposición". Así, ha admitido que había "poco margen de maniobra" pero ha insistido en que hay proyectos incluidos en esta modificación planteados por todos los partidos de la Diputación.

"Es una modificación muy meditada, justa, con peticiones de los municipios, de los alcaldes", ha reiterado el 'popular', quien ha dicho al portavoz socialista que con 52 millones del remanente "no se pueden resolver todos los problemas estratégicos de la provincia; eso se hace con un presupuesto y a largo plazo".

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha cerrado el pleno resaltando que dejar la deuda a cero es "una buena noticia", al igual que "no tener que pedir préstamos ni pagar intereses". "Eso va en la filosofía del PP y de Ciudadanos", ha añadido.

También ha considerado que el resto de grupos políticos "entienden el dinero público de otra manera". "Nosotros lo entendemos de otra, con una buena gestión, además de destinar cantidades importantes para inversiones se aprueba un paso importante en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos", ha finalizado.

MODIFICACIÓN PRESUPUESTARIA

La modificación aprobada permitirá dedicar casi un millón de euros a mejoras de abastecimiento y de infraestructuras hidráulicas. En concreto, 282.000 euros para la red nueva de abastecimiento en el Cortijo de Los Díaz, en Almayate (Vélez Málaga); 682.000 euros para infraestructuras de recursos hidráulicos en Alozaina (sustitución de la antigua tubería de la conducción de agua del manantial de Jorox a Alozaina) y Arenas (obras de urgencia para la reparación de la tubería de abastecimiento de agua potable del núcleo urbano).

También beneficiarán a Cortes de la Frontera (mejora del abastecimiento al núcleo de El Colmenar), Cuevas Bajas (para la planta potabilizadora) y Villanueva del Rosario (suministro de depósito prefabricado e instalaciones para abastecimiento).

La Diputación invertirá 1,3 millones de euros en nuevos proyectos de la Senda Litoral, por lo que los fondos disponibles este año para los ayuntamientos ascienden a 3,3 millones; y se destinarán 800.000 euros para la construcción de un puente sobre el río Fahala "para garantizar la comunicación entre Alhaurín el Grande y su pedanía de Villafranco del Guadalhorce". Otros 650.000 euros se transferirán a los municipios de la Sierra de las Nieves para mejoras de sus viales y caminos rurales.

A ello se unen 350.000 euros para el Museo de la Pasa de Almáchar y 150.000 euros para la señalización de la Gran Senda en los municipios de la Axarquía: Almáchar, Árchez, Arenas, Canillas de Aceituno, Canillas de Albaida, Cómpeta, Salares y Sedella. Se dedicarán, asimismo, 322.000 euros a subvenciones para asociaciones de lucha contra el cáncer y otros 250.000 euros para incrementar las subvenciones a ONG.

Además de estas propuestas, quedan pendientes otras por 2,2 millones, a las que se dará luz verde en el pleno de junio. Se centrarán en proyectos del Programa de Fomento de Empleo Agrario y en iniciativas como la ampliación del GR-248 (Gran Senda del Guadalhorce), la mejora de la seguridad vial de la carretera que une Gibralgalia con la A-357 (Málaga-Campillos), porterías antivuelco en campos de fútbol y varias propuestas educativas, culturales y sociales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios