Málaga

Donar órganos, un hecho que marca vidas

  • Un acto rinde homenaje a los donantes en su día

Los asistentes al acto del Día Nacional del Donante. Los asistentes al acto del Día Nacional del Donante.

Los asistentes al acto del Día Nacional del Donante.

Remedios Romero –la madre que hace menos de dos meses perdió a su hijo Pablo tras ser agredido cuando celebraba su 22 cumpleaños– emocionó a todos los que acudieron este miércoles al homenaje a los donantes en su día. La mujer, que donó sus órganos, buscó unas palabras muy especiales para dar las gracias a todos los donantes y a los profesionales dedicados a los trasplantes: leyó una redacción que su hijo Pablo hizo cuando estaba en 2º de la ESO sobre la donación de médula ósea que realizó con apenas cinco años a su hermano José. Un trabajo escolar que tituló El hecho más importante de mi vida. Con aquel gesto, Pablo le regaló varios años de vida a su hermano, que finalmente murió por su enfermedad hace seis años, también a la edad de 22. “Él tenía claro lo que podía hacer por los demás y con solo cinco años ya fue donante de su hermano”, comentó su madre durante el acto. En aquella redacción, Pablo relataba que a tan corta edad no entendía la trascendencia de ser donante, pero que al hacerse mayor comprendió que era lo más importante de su vida. Porque donar, sin duda es un hecho que marca la vida, que marca muchas vidas. Las de los que donan, las de quienes reciben un órgano y las de los familiares de todos. En el acto –celebrado como cada Día Nacional del Donante en la Plaza de la Solidaridad– estaban todos, apoyándose los unos a los otros. El Hospital Regional informó que tras 28 años de actividad de trasplantes, la negativa familiar a la donación de órganos se sitúa entre las cifras más bajas de España y también de la historia de este programa asistencial. Está en el 8%. Ha caído con respecto al año pasado en que se situaba en el 13%.Los años de vida que regalan los trasplantes son la mejor campaña de sensibilización a favor de la donación. Y después de tres décadas, la negativa se ha ido reduciendo progresivamente hasta ser casi testimonial. Según los datos aportados por el hospital, de enero a 31 de mayo, se han realizado en el Regional 103 trasplantes de órganos –73 de riñón, 27 de hígado y tres de páncreas–, 47 de córneas y 55 de células madre (progenitores hematopoyéticos). El delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, agradeció durante el acto “la generosidad y la colaboración de los donantes y sus familias”. Ha recordado que en los primeros cinco meses del año se han registrado en el sector Málaga –que comprende a los hospitales públicos de la provincia, el Torrecárdenas de Almería y los de Ceuta y Melilla– un total de 61 donaciones. Aunque en ese área los trasplantes se hacen solamente en el Regional, su actividad es posible gracias a la labor a favor de la donación en todos esos centros sanitarios. La delegada de Salud, Ana Isabel González, agradeció a los familiares su solidaridad porque “en momentos tan difíciles toman decisiones que permiten salvar o mejorar la calidad de vida de otras personas” y realzó el “esfuerzo y trabajo de un numeroso equipo de profesionales que hacen posible mantener la buena predisposición de Málaga a colaborar de forma solidaria con la donación y los trasplantes de órganos”. Así como ha bajado la negativa familiar, ha subido la edad de los donantes. Casi se ha duplicado. En 1991 era de 35 años y en la actualidad se sitúa en 61. El perfil también ha cambiado en el tipo de causa de muerte del donante. Al comienzo del programa de trasplantes, la mayoría eran fallecidos en accidentes de tráfico. Ahora son personas que han sufrido un accidente cerebro vascular. El año pasado, el Regional realizó 173 trasplantes renales, lo que lo situó como el primer hospital de toda España en este tipo de intervenciones. Detrás de todos estos datos hay historias. De donantes; de familias felices porque llegó el anhelado trasplante y de otras aliviadas en su dolor porque saben que su hijo, su hermano o su madre prolongan la vida de alguien, en algún lugar. Por eso, ayer se puso una ofrenda floral como todos los años junto al Monumento al Donante. Para recordarlos y para darle las gracias a sus familiares porque sin ellos los trasplantes no serían posible y no se habrían salvado miles de vidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios