Málaga

Expertos señalan que la costa está "invadida" de mosquitos tigre

  • Su peligro radica en que pueden portar los virus del dengue, el zika o el chikungunya aunque, por ahora, no se han detectado brotes autóctonos en España

Un operario echa larvicida en la desembocadura del Guadalhorce para acabar con los mosquitos. Un operario echa larvicida en la desembocadura del Guadalhorce para acabar con los mosquitos.

Un operario echa larvicida en la desembocadura del Guadalhorce para acabar con los mosquitos. / javier albiñana

El mosquito tigre es negro, pequeño, suele atacar por la tarde y en las piernas porque no eleva mucho el vuelo. Su peligro, además de la molesta picadura y las complicaciones en caso de alergia, radica en que puede portar los virus de enfermedades como el dengue, el zika o el chikungunya para los que no hay vacunas y que pueden llegar a provocar hasta la muerte. Es originario de Asia, entró en Europa en 1995 a través de Albania, llegó a Cataluña y Valencia en 2005 y en estos momentos está plenamente establecido en toda la costa mediterránea española, desde Gerona hasta Gibraltar. "En Málaga capital hay zonas donde está perfectamente identificada la presencia de mosquitos tigre y la costa occidental está invadida", aseguró ayer Marina Segura, jefa de Servicio de Sanidad Exterior en Málaga en la jornada Crecimiento de las poblaciones de mosquitos en Málaga: causas y consecuencias organizada por el Foro Ambiental Uned Málaga. Ecologistas en Acción también indicó ayer que la presencia del mosquito tigre se ha intensificado en Vélez-Málaga.

Segura destacó que "no hay riesgo para la salud pública ahora mismo", pero subrayó que si no se controla la proliferación de este tipo de mosquitos sí podrían aparecer ese tipo de enfermedades emergentes en España. De hecho, ya ha habido casos. En 2016, por ejemplo, se diagnosticaron 261 casos de dengue en España, una enfermedad cuyos síntomas, en caso de que aparezcan, son parecidos a la gripe pero cuya virulencia es mayor. Todos los casos detectados de esas enfermedades en España no han sido por picaduras de mosquitos tigre que viven en España, sino que las portaban personas que han hecho turismo a otras partes del mundo y se han contagiado en esos lugares. "Crece el turismo, se espera que haya el doble de turistas en 2030 y en muchos destinos hay enfermedades transmitidas por mosquitos tigre", detalló Segura, quien puso como ejemplo lo habitual que es que turistas malagueños viajen a Thailandia en verano, una época en la que en ese país asiático hay muchas lluvias y es normal que haya picos de dengue. Pero eso no quiere decir que no puedan aparecer en cualquier momento mosquitos portadores de esos virus en el territorio nacional.

Vive en torno a cuatro semanas y pone 400 huevos en distintas zonas

La experta de Sanidad Exterior apuntó que hay varios factores que ayudan a que se introduzcan y circulen estos mosquitos en Málaga. El turismo es uno de ellos, así como el transporte internacional ya que muchos de esos mosquitos viajan en los neumáticos. El cambio climático es otro punto a tener en cuenta ya que el aumento de la temperatura y de lluvias provocan que el mosquito viva más tiempo. "Los mosquitos tigre pueden vivir cuatro semanas y poner 400 huevos en distintas zonas, aunque incluso podrían llegar a vivir 90 días si las condiciones son óptimas. La actividad entre junio y octubre, por ejemplo, en Benalmádena es impresionante, mientras que en invierno, al haber menos luz y hacer más frío, los huevos hibernan", dijo Segura.

Esta experta afirmó que sería necesario tener un protocolo establecido para el tratamiento de esas enfermedades que, al no ser cotidianas, son mas difíciles de diagnosticar. En cualquier caso, la principal medida es evitar que críen y para ello recomiendan a los ciudadanos impedir que se quede agua dulce estancada en canaletas, platos de las macetas, floreros, plantas ornamentales, bidones de agua... Todo aquello en lo que haya agua estancada es un posible criadero. Por otra parte, la jefa de Servicio de Sanidad Exterior en Málaga señaló que hay que echarse repelente -los más eficaces son los que tienen Deet, IR3535, Icaridin y Citriodiol-, poner mosquiteras en las casas y en los carros de bebé y, en la medida de lo posible, ir con ropa que cubra la mayor parte del cuerpo. Si aún así le pica el mosquito tigre, Segura explicó que hay que lavarse bien con agua fría, incluso con hielo, no rascarse y "acudir al médico solo en caso de complicaciones".

El tigre no es el único tipo de mosquito que hay en Málaga. El más común en esta zona es el denominado mosquito de la marisma, que está en la desembocadura del Guadalhorce y que fue un azote para los residentes de Guadalmar, Sacaba o Parque Litoral el año pasado. Rafael Obregón, especialista en ecología de insectos e investigador de la Universidad de Córdoba, precisó que en el mundo hay unas 3.200 especies de mosquitos, de las cuales se han detectado 64 en España y 10 en Málaga, aunque podría haber más. En Málaga las tres especies más comunes son la Ochlerotatus caspius -la que se encuentra cómoda en marismas-, la Culex pipiens, y la Aedes albopictus -el tigre-.

El mosquito que pica es la hembra, ya que el macho se alimenta de néctar, y les atraen más unas personas que otras por el calor emitido por el cuerpo o el CO2 que se exhala. Hacer ejercicio, consumir alcohol, tener fiebre o estar embarazada son otros factores que animan a las hembras a picar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios